El San Pablo Burgos se ha impuesto al Carramimbre CBC Valladolid 86-72 en la final de la Copa Castilla y León que se ha celebrado hoy en el Pabellón Municipal de Palencia.

Ambos conjuntos llegaban al partido de hoy habiendo realizado dos grandes pretemporadas. El primero de ellos venciendo a conjuntos de la calidad del Valencia Basket o el Alba de Berlín. El segundo, venciendo en todos los partidos disputados hasta el momento en esta pretemporada.

El duelo prometía desde el comienzo y el Carramimbre fue capaz de plantar cara a todo un ACB como es Burgos. En los primeros compases fueron los burgaleses quienes impusieron el ritmo de juego. Dos triples de Benite y otros dos de Fitipaldo abrían una brecha en el marcador al final del primer período (30-17).

Lejos de bajar los brazos, los vallisoletanos salieron a pelear en el segundo acto de esta batalla. Trece puntos de Leimanis, el mejor del Carramimbre hasta el momento, volvieron a dar alas a un Carramimbre que logró empatar el partido tras un parcial 0-11 (32-32). El partido se iba al descanso con tan sólo seis puntos de ventaja para los locales y con la sensación de un CBC Valladolid que podía plantar cara (46-40).

En la segunda mitad se impuso la lógica. A pesar de que el conjunto carmesí lo intentaba con todas sus fuerzas, sin tirar la toalla en ningún momento, la calidad de los burgaleses salió en los momentos clave para frenar los arreones visitantes e imponer cómodas ventajas que les permitieron dominar el marcador hasta el final del partido.

La Copa viaja para Burgos en un partido en el que se vio mucha calidad en ambos conjuntos que, sin duda, van a dar mucha guerra esta temporada en ACB y LEB Oro respectivamente.