El equipo vallisoletano, que debutaría esta temporada en la Primera Regional de Aficionados ha comunicado al Federación Territorial de fútbol su intención de no salir a competir, «mientras se mantenga la situación sanitaria actual». Sumándose así a la decisión del Navega, que tampoco quiere jugar en las actuales circunstancias.

La plantilla, del San Agustín, entiende esta Liga como una actividad de ocio que compatibiliza con trabajos y/o estudios, y por tanto, no puede poner en riesgo si no se garantiza la seguridad sanitaria que requiere dicha actividad.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

El club no sólo respeta la decisión, si no que la comparte. «Las medidas adoptadas en las últimas semanas por la Junta de Castilla y León, bajo un nivel de alerta 4, invitan a limitar los contactos y la movilidad al máximo posible. Por ello, no creemos conveniente la realización de viajes conjuntos y a otras provincias de la comunidad», apuntan desde el CD San Agustín.
Los jugadores de la plantilla no sólo muestran preocupación por el ámbito laboral, también les preocupa el ámbito familiar. «Sin medidas sanitarias que garanticen una competición segura nadie pondrá en riesgo la vida de las personas con las que conviven», aseguran.

Ante estas circunstancias, el San Agustín, «decide tomar esta dura decisión.