Foto: Manuel A. González

Con la última jornada disputada el pasado fin de semana, ya solo quedan dos partidos para completar la primera fase de la Liga de División de Honor. Por ello, este domingo 28 se recuperan el aplazado de la J8, entre el Complutense Cisneros y la UE Santboiana, y el de la J10, entre el SilverStorm El Salvador y el AMPO Ordizia. Este último decidirá además quién completa las semifinales de la Copa del Rey, para las que ya están clasificados el Barça Rugbi, el UBU-Bajo Cero Aparejadores y el Lexus Alcobendas Rugby.

En cuanto a lo que al campeonato regular se refiere, ambos encuentros son relevantes de cara a la segunda fase, pues miden a rivales que volverán a verse las caras en dicho tramo de la competición, de ahí que haya en juego puntos clave para que los cuatro conjuntos en liza se acerquen a sus objetivos.

Varios imprevistos han provocado que se tenga que atrasar también un enfrentamiento muy esperado, que por fin disfrutaremos este domingo a las 12:30 horas, con el SilverStorm El Salvador recibiendo al AMPO Ordizia. Emoción de los duelos anteriores, posición en la tabla de vallisoletanos y guipuzcoanos o la calidad tanto colectiva como individual de estos dos posibles candidatos al título pueden servir ya de por sí para convencer a cualquiera de que está prohibido perderse este choque, pero al mismo tiempo son argumentos que se quedan cortos en comparación con el premio que espera al vencedor.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Con el tramo decisivo de campaña llegando en marzo, adelantar a un rival con ambiciones similares y que se encuentra a tan solo dos puntos sería un subidón para el Chami. Por su parte, los del Goierri podrían dar un golpe sobre la mesa, siguiendo bastante cerca del líder y creyéndose que este puede ser por fin su año. Además, quizás por encima de tan suculentos objetivos, está la joya de la corona, la Copa del Rey. Una única plaza aún disponible para meterse en la fase final del torneo del KO, que será para el vencedor en Pepe Rojo o para El Salvador en caso de empate simple.