Foto: JL Useros

Si la semana pasada se cumplía algo cercano a un sueño con la victoria de El Salvador femenino en el partido inaugural de esta edición Liga, este pasado sábado los campos de Pepe Rojo han sido escenario de la confirmación del excelente nivel que el equipo colegial atesora en su vuelta a la máxima categoría, tras imponerse por 15-10 a CRAT Residencia Rialta.

La primera aproximación a la 22 rival cumplió con uno de los axiomas del rugby, cobrando El Salvador ventaja en el marcador cuando sólo habían pasado dos minutos gracias a un golpe pasado por Alpín.

Seguiría a esta primera anotación una fase de cierto domino en ataque por parte de CRAT Residencia Rialta, pero la defensa de las de Harry Semple se mostró expeditiva, sin dar lugar al peligro, gracias  a certeras patadas defensivas de Bishop, que trasladaban la presión a campo coruñés.

Una presión que no se reducía en ningún momento, con unas blanquinegras dispuestas a relajar en ningún momento. Parra se quedaba a centímetros del ensayo en una buena jugada por el ala izquierda, si bien unos pocos minutos más tarde llegaba el primer ensayo de la tarde, tras un gran esfuerzo colectivo que culminaba bajo palos Miguel, poniendo el 10-0 con la transformación Alpín.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Se llegaba con ese resultado al descanso, tras bastantes minutos con un ritmo de juego no demasiado alto, aunque eso cambiaba radicalmente tras el paso por vestuarios. Golpeaban primero las coruñesas, con una marca de Martí junto al banderín derecho, con el que la ex blanquinegra situaba el 10-5 a los 5 minutos de la reanudación.

Pero El Salvador se sabía dominador del encuentro, y las blanquinegras se mostraron dispuestas a dejarlo claro sobre el césped de Pepe Rojo. En el siguiente ataque de las colegiales un oval suelto era capturado por Tierney para hacer una nueva marca, que situaba el 15-5 en el electrónico a media hora de la conclusión.

Los intentos de acercamiento de Residencia Rialta a la zona de marca vallisoletana eran brillantemente resuelto por la zaga local, que seguía trasladando la presión a campo coruñés en cuanto disponía de ocasión.

Conseguía acortar distancias el conjunto gallego a falta de 10 minutos para el final, tras una larga jugada en campo de El Salvador que Tainefu acababa posando en la zona de marca, para situar el 15-10 en ese momento en el marcador.

Un resultado que ya no se movería, gracias a la enorme labor defensiva de las jugadoras vallisoletanas, que consiguieron cortar todos los intentos de Residencia Rialta por llegar a la 22 local en el último tramo del encuentro, y que encadenan de esta forma su segundo triunfo consecutivo en la Liga.

Tras el encuentro el entrenador de El Salvador, Harry Semple, aseguraba que “ha sido un partido maravilloso de todo el equipo. Las chicas se han empleado a fondo en defensa, algo que habíamos trabajado mucho durante la semana”.

Semple añadió que “ver a todo el equipo jugar a este ritmo durante los 80 minutos demuestra el compromiso que tienen con la camiseta y con las compañeras. Ahora vamos a aprovechar de la mejor forma posible la semana de descanso para encarar el siguiente tramo de competición con fuerzas renovadas”.