Las jugadoras posan recordando los orígenes de la entidad, en la puerta del Colegio El Salvador

El Salvador decidió darse el último festín de la temporada, con el ascenso a la Liga Iberdrola amarrado desde la anterior jornada, para qel choque en Pepe Rojo fuese una auténtica fiesta, celebrando el retorno de las blanquinegras a la máxima categoría del rugby femenino español.

Y no sólo eso, porque la primera alegría para la afición llegaba con el XV inicial, en el que, más de un año después de su grave lesión de rodilla, la canterana Rivera volvía a vestirse de corto. Una alegría a la que se sumó todo el equipo desde el pitido inicial, imponiendo un ritmo altísimo, al que BUC Barcelona no pudo hacer frente prácticamente en ningún momento.

Pasaban 8 minutos cuando Castro inauguraba el marcador, con una acción llena de potencia que la defensa catalana no conseguía frenar. Sólo 3 minutos más tarde Masoko se escapaba por velocidad en el ala izquierda del ataque, mientras que Gauto hacía lo propio al filo del cuarto de hora, pasando las tres marcas Alpín y dejando un balance de 21-0 antes de cumplirse el ecuador del primer tiempo.

Bajaba un poco el ritmo El Salvador, pero sin dejar de dominar a sus rivales en prácticamente todas las fases del juego. Antes de la media hora llegaba una nueva marca, tras una jugada colectiva de la delantera, en la que Miguel conseguía encontrar el espacio necesario para penetrar en la defensa de BUC Barcelona para poner el 26-0 con el que se acabaría llegando al descanso.

Pero esa bajada de ritmo no implicó en ningún momento reducción del nivel de juego, ya que, si bien había demostrado su poderío en ataque, El Salvador se tuvo que emplear también a fondo en defensa, frenando las embestidas barcelonesas incluso sobre la propia línea de marca, y forzando errores para recuperar el control del oval.

Y si intenso fue el inicio del encuentro, más aún lo fueron los primeros compases de la reanudación, con tres nuevas marcas para las blanquinegras en escasos 7 minutos, nacidas todas ellas de grandes combinaciones de la tres cuartos, encontrando huecos en la defensa barcelonesa para alcanzar la zona de marca. Gauto, Fernández y Masoko fueron las autoras de estos tres ensayos, que elevaban la renta de las campeonas de la División de Honor B Femenina hasta el 41-0.

BUC Barcelona inauguró su casillero cuando había pasado un cuarto de hora del segundo tiempo, con una buena patada que Burillo pasaba entre los palos. Pero no habría más oportunidades para las barcelonesas, puesto que la defensa colegial se empleó a fondo en cada una de las ocasiones en que fue preciso.

En esos momentos se vivió otro de los momentos emotivos de la mañana, con la entrada de la veterana Moir en el terreno de juego, para acabar despidiéndose de su carrera en activo.

Acompañó el partido a las celebraciones, con el aumento de la ventaja de las vallisoletanas en el tramo final, gracias a una jugada colectiva culminada por Sierra, y con el broche de oro para una Masoko que se establece como máxima ensayadora de la historia en una temporada de la División de Honor B Femenina -supera los 20 de Mayo con Eibar Rugby Taldea en la temporada 2019-20-, con un total de 27 marcas. El acierto de Haywood con el pie ponía el definitivo 53-3 en Pepe Rojo.

En los últimos minutos BUC Barcelona siguió intentándolo, pero la defensa de El Salvador se mostró tan inexpugnable como en el resto del encuentro. De hecho, dispondrían de un par de ataques más las jugadoras colegiales para ampliar su renta, pero no se pudieron materializar finalmente.

Tras el encuentro, el entrenador de El Salvador, Freddie Roberti, afirmó que “ha sido un gran partido, con el que hemos querido empezar a preparar la próxima temporada en la máxima categoría, y además valorar cada minuto de rugby que hemos jugado en esta larga campaña iniciada en agosto”.

Roberti añadía que “este ascenso no se ha conseguido porque sí, sino que es fruto de un gran trabajo que se lleva haciendo durante estos dos años en el club, con personas como Trina Moir, Ángel Bernal, José Manuel Rodríguez, Pablo Merchán y Raquel Fernández, entre otros miembros del staff, y mucha más gente que nos ha ayudado y se ha volcado con nosotras”.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Las jugadoras blanquinegras, a lo largo de esta semana, han celebrado su ascenso a la Liga Iberdrola siendo recibidas en el Ayuntamiento de Valladolid y en la Diputación Provincial.