Partido de la 3ª jornada de la Liga, entre CR Majadahonda y El Salvador. Foto Domingo Torres

El Salvador femenino suma su tercera victoria consecutiva en la Liga de División de Honor al imponerse (26-27) a CR Majadahonda, con completo dominio blanquinegro en la faceta defensiva, sabiendo imponer su firmeza defensiva al ataque de las vigentes subcampeonas de la competición

Dominio, control y defensa. Esos han sido los ingredientes clave de la tercera victoria consecutiva de El Salvador en su retorno a la máxima categoría, en un encuentro en el que las colegiales se han deshecho por 26-27 de CR Majadahonda, conjunto que, además de ser el vigente subcampeón de la competición, escasas semanas atrás se hacía con la Supercopa de España.

El arranque del encuentro nos dejaba la primera de las disciplinadísimas defensas por parte de las blanquinegras, aguantando las acometidas madrileñas incluso en la zona de 22 propia. Gracias a varias indisciplinas del rival El Salvador consiguió, con el paso de los minutos, ir avanzando sobre campo local.

De hecho, sería al filo del cuarto de hora cuando se viese el primer ataque prometedor de las jugadoras de Harry Semple, con una gran carrera tras recuperar el oval por parte de Masoko, que, apoyada en Tierney y en García se acercó hasta las inmediaciones de la zona de marca majariega. No sería en primera instancia, pero sí en segunda, aprovechando otra indisciplina, cuando Alpín inaugurase el marcador al pasar certeramente el oval entre los postes.

En su siguiente ataque sí conquistaba la zona de marca colegial el conjunto madrileño, con una jugada de varias fases de pick and go que culminaba Marcos. Seguiría una fase del encuentro sin demasiado ritmo, pero con un El Salvador que en ningún momento bajó el nivel defensivo, ni renunció en buscar el ataque en las ocasiones de las que dispuso, aunque sin el premio de los puntos.

Al filo del descanso las blanquinegras consiguieron evitar, gracias a su gran nivel en defensa, evitar un nuevo ensayo de las vigentes subcampeonas de la Liga.

Cambiarían totalmente las tornas a la vuelta de los vestuarios, con un El Salvador que salió en tromba, decidido a conquistar campo madrileño. Primero, con una jugada de delantera en la zona de 22, que Alonso conseguía culminar posando el oval, y, apenas dos minutos más tarde, Tierney, con una gran carrera personal, distanciaban el marcador hasta el 5-15.

No cejaban en su empeño las colegiales, que querían seguir aprovechando el buen momento conseguido gracias a su empeño tras el intermedio, y certificaban su dominio con un buen maul que conseguía el objetivo de entrar en la zona de marca en manos de Escudero, para ampliar la renta hasta el 5-20.

Reaccionaría CR Majadahonda tras encajar la tercera marca, presentándose con firmeza en campo vallisoletano, pero la defensa de El Salvador era de la misma intensidad, si no mayor, evitando que llegasen nuevos puntos para las jugadoras de Jesús Delgado.

Finalmente conseguirían sumar nuevos puntos a su casillero las madrileñas, con una jugada en las cercanías de la zona de marca que Cantabrana conseguía convertir en ensayo, pasado por Cardouat, para situar el marcador en 12-20 al paso por la hora de juego.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Sin embargo, no querían dejar las jugadoras colegiales que las sensaciones fuesen malas tras el grandísimo arranque de segundo tiempo que habían protagonizado. Tras un saque de lateral Masoko consiguió hacerse con el oval en el centro del campo, avanzando hasta la zona de marca pese a los intentos de placaje de las rivales para posar bajo palos y colocar el 12-27 en el minuto 64.

La insistencia por parte de las majariegas acabó dando fruto, pese al enorme nivel de la defensa vallisoletana, encontrando el espacio necesario para entrar en la zona de marca en el ala izquierda Aguirre, pasando ella misma su marca para acortar las distancias hasta el 19-27 a falta de 10 minutos para la conclusión.

Emoción hasta el último instante en el partido, puesto que la defensa de El Salvador no dejó de rayar al mismo nivel excepcional de todo el partido, pero el conjunto madrileño sabía de la importancia del encuentro en su propia casa.

Empujando con todas sus fuerzas consiguieron entrar una vez más en la zona de marca blanquinegra por medio de Estellés, con una marca pasada por Cardouat, que colocaba el 26-27 a falta de un solo minuto para la conclusión. Una ventaja mínima, pero que acabaría siendo suficiente para que El Salvador sumase su tercera victoria consecutiva en su retorno a la Liga de División de Honor.

Tras el encuentro, el entrenador blanquinegro Harry Semple afirmaba que “tras un enorme esfuerzo en defensa durante el primer tiempo, el equipo estaba muy satisfecho con el 5-3 del descanso”.

Semple añadía que “a la vuelta del vestuario empezamos a jugar donde debíamos y a hacer nuestro juego, el que nos gusta. El final ha tenido algunos detalles que nos han preocupado, pero con una gran defensa hemos conseguido una victoria que el equipo recordará por mucho tiempo”.

El próximo partido de El Salvador enfrentará a las blanquinegras con Eibar Rugby Taldea, y tendrá lugar el sábado, 29 de octubre, a las 17.00 horas en el campo 1 de Pepe Rojo.