Vicente del Hoyo lanza un ataque de SilverStorm El Salvador en el partido ante VRAC Quesos Entrepinares. Foto: JL Useros

En ocasiones, la recompensa, pese a trabajo bien hecho, se resiste a llegar. Algo así es lo que se ha visto este domingo en los campos de Pepe Rojo, donde SilverStorm El Salvador jugó un partido con buen nivel, pero en el que la falta de acierto en momentos clave del choque y varias imprecisiones lastraron al conjunto de Juan Carlos Pérez frente a un VRAC Quesos Entrepinares que materializó varias de las ocasiones de las que dispuso.

A lo largo de los primeros 20 minutos del primer tiempo no había un dominador claro sobre el césped vallisoletano. Los de Diego Merino parecían controlar más el terreno, pero la defensa colegial no permitía resquicios por los que llegasen los puntos, abriendo además el juego a campo contrario a base de buenas patadas. En una de estas acciones llegarían los primeros puntos, con una indisciplina quesera que Christian Rust pasaba entre palos para poner el 3-0 en el minuto 18.

Con ventaja en el marcador, SilverStorm El Salvador trató de ampliar la renta con una intensa presión en campo visitante, aunque sin mayor recompensa. Sería, en cambio, VRAC Quesos Entrepinares quien consiguiese el premio a su buen hacer defensivo, con una patada que se marchaba al lateral en la 22 blanquinegra, y que, tras un saque rápido desde la touche permitía a Kalokalo Gavidi posar el ensayo, certificado por Tomás Carrió, que volteaba el marcador 3-7 en el minuto 23.

Se repetía la situación de dominio tras anotación, en este caso a favor de los azulones, pero la defensa blanquinegra, con una delantera que rayó a un excelente nivel durante casi todo el partido, frustró las opciones visitantes. De hecho, sería SilverStorm El Salvador quien dispondría de las siguientes ocasiones, con una larga jugada dentro de la 22 de los de Diego Merino.

Sería tras una melé para el equipo quesero que estuvo muy cerca de ser recuperada por los de Juan Carlos Pérez cuando llegase la acción que acabaría en el ensayo blanquinegro: un gran empuje del paquete de delanteros colegial se adentraba en la zona de marca, desarbolando a la delantera visitante, y haciendo que Nacho Martínez posase el oval para devolver la ventaja a SilverStorm El Salvador con el 10-7 tras la transformación de Rust en el minuto 36, marcador con el que se llegaba al paso por vestuarios.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Poco más de 4 minutos de la reanudación habían transcurrido cuando, tras un error en el saque de lateral por parte de SilverStorm El Salvador, llegaba el empate, gracias a un lejano golpe pasado por Carrió. Pero en la siguiente jugada, una buena carrera de Alejandro Alonso por el ala izquierda le permitía encontrar a su compañero Axel Papa libre de marca junto al banderín, para ensayar y poner el 10-17 en el minuto 46.

Recuperaría el dominio territorial el equipo local tras encajar el ensayo, con alta presión en la 22 quesera, que dejó un nuevo ensayo a pocos metros de conseguirse, también en un nuevo ataque desde campo propio minutos más tarde que se acababa perdiendo por un balón adelantado, sin que el electrónico de Pepe Rojo se moviese.

La presión en los minutos finales, con el objetivo de amarrar el partido, sería intensa por parte de VRAC Quesos Entrepinares, que estuvo muy cerca de conseguir un nuevo ensayo, que sólo evitó el gran nivel de la defensa blanquinegra, impidiendo la anotación sobre la misma línea de marca. Ampliarían su ventaja hasta el 10-20 los de Merino en el minuto 78 con un nuevo golpe de Carrió.

En busca de conseguir, al menos, el bonus defensivo, el último ataque del partido por parte de SilverStorm El Salvador consiguió poner en jaque a la defensa visitante. Muy poco quedó para que llegase el ensayo, y al final sí se conseguía el consuelo de la bonificación defensiva, con un golpe de castigo centrado que Rust convertía en el 13-20 final, que impedía que la 500ª victoria en División de Honor para los blanquinegros llegase en este derbi.

Tras el encuentro, Juan Carlos Pérez analizaba el encuentro afirmando que “el VRAC ha sabido aprovechar sus oportunidades, ha jugado con más calma en esos momentos, y eso les ha permitido llevarse el partido. Nosotros hemos tenido mayor número de ocasiones, pero el inicio de la segunda parte nos ha impedido hacernos con el encuentro”.

El entrenador de SilverStorm El Salvador también valoraba que “somos un equipo joven al que le ha faltado experiencia para tomar decisiones en partidos tan cerrados como este, y eso nos ha lastrado. La melé ha hecho un buen trabajo, pero hemos sufrido en touche, y eso nos ha hecho daño. De todos modos, me gusta cómo han salido muchos jugadores que el año pasado estaban en sub’23, y que han salido queriendo imponerse”.

Por su parte, Diego Merino consideraba que “el partido ha sido muy intenso durante los 80 minutos, con las defensas imponiéndose a los ataques, y que ha tenido muchas imprecisiones, como es habitual en un inicio de temporada, con ansiedad e imprecisiones por parte de los dos, pero hemos conseguido una victoria aprovechando los momentos clave”.