Foto: @BurgosBH

El Geoparque de Las Loras, etapa reina de la Vuelta a Burgos que finalizará en Picón Blanco.

La tercera etapa,la correspondiente a este jueves 30, tendrá salida en el Museo del Petróleo de Sargentes de la Lora y llegada en lo alto del Picón Blanco (Espinosa de los Monteros) es la etapa reina y contará con un recorrido de 150 kilómetros y cuatro puertos de Montaña, todos ellos de Tercera Categoría, antes de la ascensión final a un puerto de Categoría Especial.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Recorrerá un trazado sinuoso de 150 kilómetros en el que los corredores deberán superar el Alto de la Mota (Km.20), el Alto Escalerón (Km.39), el Alto de Ailanes (Km.64) y el Alto de Retuerta (a 26Km.de meta), todos ellos considerados puertos de Tercera Categoría, antes de la ascensión final al Picón Blanco, que repite como final de etapa tras el éxito que supuso la ascensión en las tres últimas ediciones.

Como en ediciones anteriores se espera una carrera muy nerviosa ya que en los primeros kilómetros, y desde Quintanilla Escalada, se afrontará laprimera dificultad montañosa de la jornada, con la ascensión al Alto de la Mota, en el kilómetro20.

A partir de ahí la carrera transcurrirá por Pesquera de Ebro, Quintanilla Colina, Villanueva Rampalay y Gallejones,ya en plena subida al Alto Escalerón, en el kilómetro 39. En este punto el trazado hará un pequeño giro por Pesquera de Ebro, Quintanilla-Colina, Villanueva Rampalay y Robredo de Zamanzas para plantarse en la ascensión al Alto de Ailanes, en el 64 de etapa.

Tras este tercer descenso se seguirá por San Miguel de Cornezuelo, el Monasterio de Rioseco, Incinillas, Bisjueces y el Vado, para llegar a Medina de Pomar.

Una vez dejado atrás Villarcayo, ya en el tramo final de etapa, y tras tocar localidades como Cigüenza, Tubilla, Escanduso, Escaño, Brizuela, Puentedey, Quintanilla Valdebodres, Cogullos y Ahedo de Linares, los ciclistas ascenderán el Alto de Retuerta, a 26 kilómetros de meta, para afrontar los kilómetros previos a la gran ascensión de la jornada.

Tras dejar atrás Cornejo, Quintanilla del Rebollar y Barcenillas de Cerezos la carrera alcanzará la localidad de Espinosa de los Monteros.

De ahí se comenzará la ascensión al Picón Blanco, un puerto de algo menos de 9 kilómetros de subida que tiene una pendiente media del 9% y tramos concretos en los que se alcanzarán desniveles del 14%. La subida ofrecerá a los corredores una tregua a falta de kilómetro y medio para el final, para volver a retomar las últimas rampas antes de meta con un porcentaje que nunca será inferior al 10%.

La salida está programada a las 12:48 y la llegada a las 16:45h.