Valladolid cuenta con una nueva avenida. La conocida hasta ahora como Monasterio del Prado, que conecta la Avenida Salamanca con el Estadio José Zorrilla y el centro comercial de Carrefour, será desde ahora la Avenida del Real Valladolid.

Durante el acto de inauguración, en el que se ha podido ver por primera vez el cartel con el nombre de avenida del Real Valladolid, han tomado la palabra el alcalde de la localidad, Óscar Puente, el presidente del Real Valladolid Carlos Suárez y el presidente de la Federación de Peñas, José Antonio Pérez.

Antes de iniciar el turno de palabra de cada uno de estas tres personalidades, el “cronista deportivo oficial de Valladolid”, José miguel Ortega, ha sido el encargado de presentar y dirigir la ceremonia. Ortega destacó que este “era un acto histórico”. “Nunca jamás en esta ciudad ni en otras muchas un club tiene su nombre rotulado en una calle. Una calle que además sirve como símbolo de unión de la ciudad con el escenario en el que el Real Valladolid ilusiona a sus aficionados, el José Zorrilla”, expresó Ortega. “El Valladolid es algo más que un club deportivo, es el más antiguo de la ciudad, con más de 90 años de edad, que nunca ha cambiado de nombre y que nunca se ha refundado. El Valladolid es una de los grandes de España, no hay que olvidarlo, y estos son los principales motivos que han hecho que el Real Valladolid tenga hoy su nombre en esta calle”, concluyó Ortega.

Tras el cronista vallisoletano, tomó la palabra el alcalde de la ciudad Óscar Puente. Uno de los principales valedores de este cambio de nombre quiso explicar las razones de esta decisión. El político subrayó que “era una petición formulada por muchos aficionados y promovida por el grupo de animación “Fondo Norte” para que se otorgara el nombre del club a una calle”, algo que “sumado al ascenso hizo que se tomara la decisión de llevar a cabo la acción”. Puente recordó alguno de los hitos históricos del club durante sus 90 años de existencia, como la construcción del primer estadio en 1940, el primer ascenso a Primera en 1948, las dos finales de Copa, el cuarto puesto de Liga en 1963, la inauguración del estadio José Zorrilla en 1982 y la consecución del título de la Copa de la Liga en 1984, el único título oficial del club hasta ahora.

El alcalde también quiso acordarse de algunos nombres importantes en la historia del club, como los entrenadores Mendilíbar o el histórico Cantatore y jugadores como Saso, Lesmes, Matito, Pereda, Cardeñosa, Eusebio, Fernando Hierro o Yoseba Llorente, entre otros. También quiso acordarse de los presidentes del club, como Larrate o el propio Suárez, del que dijo que “lleva ya la friolera de 17 temporadas al frente del equipo y el deseo del alcalde es que esté al menos otros 17 más”. Para acabar con su turno de palabra, Óscar Puente quiso puntualizar que “ahora tenemos una oportunidad de disfrutar de la mejor Liga del mundo como aficionados del Real Valladolid”. “Parece que hemos salido de la crisis futbolística, hemos batido el récord de socios y creo que era el momento idóneo para realizar este acto”, finalizó el alcalde.

Tras Puente, fue el turno para el presidente de la Federación de Peñas, José Antonio Pérez. De manera breve, Pérez aseguró que “tener una calle con el nombre del Real Valladolid es lo más grande que para nosotros. Agradecer a todo el mundo, desde Pedro hasta el ayuntamiento y a Óscar Puente por haberlo conseguido. Y sobre todo al colectivo “Fondo Norte” por la iniciativa que tuvieron y gracias a la cual se ha podido conseguir este hito”.

Por último, tomó la palabra el actual presidente del Real Valladolid. Carlos Suárez agradeció a todos los entrenadores y presidentes del club “por dejar parte de su vida en hacer que el club creciera durante todo el tiempo que estuvieron en él”. “Todos los que hemos pasado por este club, todos los que han pasado por las instituciones, en este caso la alcaldía, hemos pensado en cómo hacer para que el Real Valladolid crezca y mejore y que al final todo el mundo pueda estar orgulloso de su club. Creo que con este acto lo hemos conseguido”, apuntó.

“Tener una calle es para mí una de las cosas más bonitas que habré podido vivir en el tiempo y de lo que me quede por vivir, como decía la canción. Seguramente no habrá nada tan importante, porque es reconocer en una parte el sentimiento de un todo. El sentimiento de una ciudad con una avenida”, expresó con emoción el presidente del club. Suárez finalizó el acto asegurando que esta pequeña parte de la historia blanquivioleta quedará para siempre en los libros de historia del club y en el suyo personal: “haber participado en esta parte de la historia y estar aquí el día de su inauguración es algo muy bonito y muy difícil de olvidar”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here