Los de Marcelino García Toral ocupan la duodécima posición de la tabla clasificatoria con 22 puntos en su haber (el 40,7 por ciento de los puestos en juego), lejos de su objetivo de clasificarse para puestos europeos. Foto: @realvalladolid

El Real Valladolid viaja a Valencia con la intención de romper la mala racha, tres partidos sin ganar en liga, con sólo un empate, a lo que hay que sumar la derrota en Copa. El descenso está a sólo cuatro puntos.

Las dos derrotas cosechadas ante Rayo, en Ligapa y Getafe en Copa, han dejado un regusto amargo, aunque Sergio González quiso romper una lanza por los suyos en la sala de prensa de Zorrilla. “Estamos haciendo muchas cosas bien y en los partidos que hemos perdido nos hemos quedado muy cerca de puntuar. Estoy seguro de que si ajustamos pequeños detalles volveremos a disfrutar”, subrayó.

Prueba de fuego

La primera prueba de fuego llega este sábado en Mestalla ante un Valencia que no se encuentra en su mejor momento y que, muy previsiblemente, saldrá en tromba para tratar de encarrilar pronto el partido. “Nosotros no cambiaremos nuestra manera de jugar, nos ha ido muy bien sobre todo fuera de casa. Tendremos que salir muy fuerte y concentrados, algo que se nos ha dado mejor como visitantes que como locales”.

El técnico, que no podrá contar en la lista de convocados con Luismi, Verde (gastroenteritis) y Cotán (molestias musculares), mostró su confianza y pidió la de la afición para un grupo que “se ha ganado” un margen. “La gente sabe de lo que es capaz este grupo”

El rival

Si el Valencia no gana ante el Valladolid, Marcelino, técnico local, quedará muy «tocado» y el conjunto Che quedaría peligrosamente cerca de los puestos de descenso cuando fue diseñado para disputar la próxima edición de la Champions League.

El Pucela visita al Valencia, este sábado, 16:15 horas.