A la espera de que finalicen los trámites administrativos para la cesión de la parcela donde estará ubicada, el Real Valladolid ya ha presentado formalmente en el Ayuntamiento de Valladolid el anteproyecto para la ampliación de su Ciudad Deportiva. La iniciativa supondrá una inversión de unos 15 millones de euros y una actuación de unos 40.000 metros cuadrados.

La intención es construir un miniestadio para las sesiones del primer equipo y los partidos del Real Valladolid Promesas, además de dos campos de entrenamiento.

El miniestadio será el eje neurálgico de la ampliada Ciudad Deportiva, que actualmente cuenta con dos campos de hierba natural y dos de hierba sintética. La instalación, con capacidad de hasta 2.000 espectadores, contará en su parte sur con un edificio dedicado íntegramente a las necesidades del primer equipo y en su parte norte con un edificio con instalaciones para las categorías inferiores, las tareas administrativas de los empleados, la nueva oficina de Atención al Abonado y una cafetería. Además, se construirán dos almacenes destinados a cubrir las demandas desde el punto de vista logístico y de mantenimiento.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

La grada oeste del Estadio tendrá una cubierta y allí se concentrarán todas las estancias operativas para los días de partido del Real Valladolid Promesas, con vestuarios para equipos y árbitros, túnel de acceso al terreno de juego, zona de autoridades, tribuna de prensa, plataformas de televisión, cabinas de radio y aseos para el público. La edificación exclusiva para el primer equipo blanquivioleta prevé vestuarios para jugadores, cuerpo técnico y auxiliares, además de un gimnasio, áreas de trabajo, de fisioterapia, apoyo logístico, comedor, cocina y descanso. Además, y conectado con la entrada orientada al este, se ubicará la zona de trabajo para los medios de comunicación, incluida una sala de prensa.

De este modo, la entidad blanquivioleta contará con siete campos en su ampliada Ciudad Deportiva. Asimismo, está prevista la habilitación de dos aparcamientos para vehículos y dos para bicicletas, además de una dársena para autobuses.

El proyecto es clave y estratégico para el desarrollo de la entidad blanquivioleta, que en los últimos años ya ha realizado diversas inversiones para la adecuación y modernización de sus instalaciones en el Estadio José Zorrilla y los Anexos.