El, Real Valladolid ha planteado un partido muy serio ante el Real Madrid. Foto: @realvalladolid

Real Madrid y Real Valladolid se han visto las en partido correspondiente a la segunda jornada de la Liga Santander. El encuentro llegaba con la victoria de ambos equipos en la primera jornada, los locales ganaron al Celta y los visitantes hicieron lo propio con el Betis.

El Real Valladolid llegaba a Madrid consciente de la durísima prueba que supone la visita al Santiago Bernabéu, un territorio tradicionalmente harto complicado de asaltar. En la pasada temporada sólo la mala fortuna hizo que tras un gran encuentro, se marchara de vacío. Esta temporada la hoja de ruta con vistas a dar la sorpresa, estaba clara…y se cumplió.

El partido

El Pucela saca oro de su visita al Estadio Bernabéu después de una primera parte de sufrimiento y una segunda de descaro.

El Real Valladolid gestionó con acierto el rol que se vio obligado a asumir en el Bernabéu durante los primeros 45 minutos. Ante el empuje de los locales, que con el paso del tiempo metieron a los pucelanos en su área, estos supieron minimizar riesgos y, lo más importante, mantener la portería a cero. Todo ello a pesar de la presión madrileña que dificultaba la salida de balón visitante.

Gozó el cuadro merengue de ocasiones claras, especialmente a través de centros laterales que encontraban los remates de Benzemá, James o Bale. Pero ninguno de estos balones vio puerta gracias a la buena disposición de la defensa, la falta de acierto del rematador, y la seguridad de Masip cuando las dos anteriores faltaban.

El bagaje ofensivo pucelano fue escaso, con alguna intentona en solitario de Guardiola, Ünal o Plano, o una jugada bien hilada que llegó prácticamente al final del primer acto que acabó sin recompensa.

Sin complejos

Poco de lo visto en el primer acto tuvo reflejo en el segundo. El Real Valladolid cambió su cara, se quitó los complejos y comenzó a disfrutar de la posesión del balón. De hecho, la primera llegada fue pucelana, con un disparo de Guardiola desde el lateral del área que se fue arriba en el 47′.

El Real Madrid se vio obligado a abrirse más, con la ansiedad por conseguir el gol, y los blanquivioletas supieron aprovechar los espacios. Los locales seguían su empuje y repetían centros laterales que hacían mucho menos daño que los de la primera mitad, con una defensa que se mostró sólida por alto y por bajo. Pero esta vez encontraban la respuesta visitante una y otra vez.

El partido estaba abierto. En el 54′ una contra blanquivioleta fue salvada por el último defensor madridista, y en el 69′ Jovic se topó con el larguero en su cabezazo. Kroos y Waldo, recién incorporado al verde, probaron con sus disparos. Y en el 79′ Guardiola llegó forzado a un centro de Nacho cuando Ünal esperaba para rematar dentro del área pequeña.

En ese escenario, con el partido convertido en un apasionante correcalles, llegó el golpe del Real Madrid. Benzema se vistió de Óscar Plano e imitó su gol de la pasada jornada: controló de espaldas, se giró y cruzó para hacer el 1-0 en el minuto 82.

Ahí es cuando, más si cabe, el Real Valladolid demostró su esencia. No se amilanó, no bajó los brazos, y remó como equipo para recuperar ese tesoro que momentáneamente se alejaba. Llegó la recomenpensa en el minuto 88 con un pase al hueco de Plano que Guardiola, de primeras y con la zurda, convirtió en el empate al batir por bajo a Courtois. Esas tablas fueron las definitivas.

Un punto más a la mochila pucelana, que suma cuatro tras dos jornadas y encara, el próximo sábado, a las 19 horas, su siguiente partido ante el Levante en Valencia.

Ficha técnica

Real Madrid: Courtois, Carvajal, Ramos, Varane, Marcelo; Kroos, Casemiro, James (Vinicius, min. 56), Isco (Jovic, min. 68); Bale, Benzema (Lucas Vázquez, min. 89)

Real Valladolid: Masip; Nacho, Salisu, Kiko Olivas, Moyano (Waldo, min. 59); San Emeterio (Anuar, min.84), Míchel, Plano, Porro (Antoñito, min. 80); Ünal, Guardiola

Árbitro: González Fuertes (C.T. Asturiano). Amonestó con cartulina amarilla a los visitantes San Emeterio y Waldo, y a los locales Kroos y Casemiro

Goles: 1-0, Benzema, 82’. 1-1, Guardiola, 88’