El Real Valladolid ha logrado alcanzar el liderato en solitario de la clasificación de Segunda División a solo tres jornadas del final de la temporada. El equipo de Valladolid logra este puesto por primera vez en esta campaña. Este puesto llega tras el empate (0-0) contra el Espanyol y la derrota del Leganés en Albacete (1-0).

El equipo madrileño no pudo responder al Pucela, que el sábado empató sin goles en casa frente al Espanyol, y cedió el primer puesto de Segunda, que había mantenido de forma ininterrumpida durante más de seis meses, al caer el domingo por 1-0 ante el Albacete.

A pesar del empate, el sabor fue agridulce para el equipo pucelano, pero se endulzó con el empate del Eibar y la posterior derrota del Leganés, lo que deja al equipo de Pezzolano en la cima y dependiendo de sí mismo para ascender.

Aunque la derrota del Leganés no le impide mantenerse en los puestos de ascenso directo, el Eibar, tercer clasificado, necesita ganar los tres próximos partidos y esperar un tropiezo del Real Valladolid, del que le separan tres puntos, o del Leganés, que le aventaja en dos unidades, para regresar a Primera.

Los empates han reducido la ventaja del Espanyol a solo un punto sobre el Oviedo y el Racing de Santander, quinto y sexto clasificados, respectivamente, y a tres puntos sobre el Sporting de Gijón, séptimo, que llega en buen momento tras golear el sábado por 5-2 al Andorra.

Esta situación podría haber sido aún más peligrosa para los catalanes si el Elche, que inició la jornada a tres puntos del Espanyol, no hubiera sido sorprendido (0-3) por un Huesca que sumó una victoria crucial para alejarse de la zona de descenso.

El Oviedo, por su parte, se aseguró la quinta plaza al vencer este domingo por 1-0 al Zaragoza con un gol del brasileño Alemao a los 86 minutos, en un partido en el que los locales jugaron con un hombre más desde el minuto 74 por la expulsión de Toni Moya.

Mientras tanto, el Racing de Santander continuará cerrando una jornada más los puestos de acceso a las eliminatorias de ascenso, tras vencer el sábado por 1-0 al Mirandés con un gol de Jordi Mboula.