El Estadio José Zorrilla ha sido el faro que ha iluminado el camino hacia el ascenso del Real Valladolid a Primera División. El equipo ha destacado a lo largo de toda la temporada por su solidez como local, terminando el curso como el mejor equipo en casa con 47 puntos en 21 partidos, superando por un punto a su más cercano perseguidor, la SD Eibar.

La temporada comenzó de manera óptima. El 11 de agosto de 2023, en la jornada 1, el Real Valladolid ganó 2-0 al Sporting de Gijón, dejando claro desde el principio la influencia de su afición. Aunque perdió el siguiente partido y empató el tercero en casa, a partir de ahí comenzó una magnífica racha que se mantuvo hasta el final de la temporada. Cinco victorias consecutivas entre septiembre y noviembre, y una racha invicta hasta finales de diciembre, consolidaron al Real Valladolid como un formidable equipo local y candidato al ascenso.

La segunda y última derrota en casa llegó el 21 de diciembre con un 0-1 ante el Racing de Ferrol en la jornada 21. Estos fueron momentos difíciles para el equipo de Pezzolano, que se encontraba al borde de los puestos de fase de ascenso. Sin embargo, el equipo supo encontrar regularidad, logrando victorias tanto en casa como fuera, y comenzando así su remontada hacia el ascenso directo.

En 2024, la afición blanquivioleta presenció importantes victorias. Zorrilla no volvió a ver una derrota y solo concedió tres empates en 10 partidos, con triunfos significativos ante equipos como el Racing de Santander, Real Oviedo y la SD Eibar. Los empates contra el Levante UD y RCD Espanyol confirmaron la solidez del equipo castellanoleonés, culminando en un 26 de mayo inolvidable, una fecha que permanecerá en la memoria colectiva gracias a una remontada llena de fe, corazón y alma, que confirmó al Real Valladolid como equipo de Primera División, nuevamente ante su público en Valladolid.

En total, el Estadio José Zorrilla fue testigo de 14 triunfos, cinco empates y solo dos derrotas en una temporada donde la fortaleza como local fue clave para alcanzar el objetivo. Con 47 puntos y una diferencia de 21 goles a favor, el equipo se destacó en casa, seguido de cerca por la SD Eibar (46 puntos) y algo más lejos por el RCD Espanyol y Burgos CF (44 puntos cada uno). Además, el equipo también tuvo un rendimiento notable a domicilio, siendo el quinto mejor conjunto de la categoría fuera de casa con 25 puntos, igualado con el tercero y el cuarto.