REAL BURGOS CF Astorga

El presidente del Real Burgos, Juan Antonio Gallego, ha solicitado al presidente de la Federación de Castilla y León de Fútbol, Marcelino Maté, la paralización del grupo VIII de Tercera División. 

Esto es una consecuencia del escrito enviado por Maté a la Federación Nacional, donde pide ayuda para poder cumplir con el auto judicial que incluye al equipo burgalés en la citada competición.

El Real Burgos entiende que, si bien parece que la RFEF no está haciendo caso al señor Maté o, en tanto ésta cumple con lo solicitado, el presidente de la Territorial sí puede tomar decisiones que no contribuyan a seguir incumpliendo. Dicho de otra forma, puede que la FCYLF no pueda cumplir pero sí puede no incumplir. «Mal puede justificarse un comportamiento federativo que, por una parte solicita la colaboración de la RFEF para dar cumplimiento a lo ordenado por el Juzgado, pero por otra sigue organizando una competición en un modo que «de hecho» desobedece frontalmente lo ordenando por el Juzgado…» reza el comunicado de prensa enviado este miércoles por la Sociedad Anónima Deportiva.

Por ello, el Real Burgos pide que se deje de asignar partidos, horarios y árbitros a encuentros que, en vista de la situación, solo agrandarían el problema, al ir incrementando el número de jornadas jugadas.

Cabe recordar que el escrito que publicó el pasado lunes castillayleonesdeporte.com estaba fechado a 15 de octubre y, en él, Maté solicitaba la incorporación del Real Burgos a partir de la jornada octava, correspondiente al pasado 22 de octubre.