Foto: castillayleonesdeporte

El último partido de preparación del Real Burgos terminó con victoria por 3- 7 frente al FC Calzada, en tierras riojanas.

Los primeros minutos del encuentro el conjunto burgalés salió muy bien plantado sobre el terreno de juego, dominando la pelota pero sin crear demasiadas ocasiones de gol, sin embargo en el minuto 12 en un contraataque se adelantó el equipo local. El Real burgos a pesar del gol siguió con su guión de seguir atacando pero sin crear grandes ocasiones.

Llegó el descanso del parón por las altas temperaturas y dicho parón parece le vino bien al conjunto burgalés ya que nada más reanudarse el juego Pio envió un balón al larguero, Bruju hizo lucirse al portero local y poco después llego el gol del empate merced a un penalti transformado por Bruju. El Real continuó apretando para posteriormente antes de llegar al descanso, los defensores riojanos se metieron en propia meta el que sería el 1-2 con el que se llego al descanso.

Tras el descanso el Real Burgos introdujo seis cambios y tres más mediana la segunda parte, pero tanto cambio no se noto en la intensidad y dominio del conjunto burgalés. A los dos minutos de la reanudación ya tuvo el Real dos ocasiones claras de marcar y sería en el minuto 10 cuando Pío lograse el 1-3 ayudado por un claro fallo del portero local. En el minuto 12 de nuevo Pio lograba el 1-4 con un gol de cabeza. En el 17 el FC Calzada lograba reducir diferencia y ponía el marcador 2-4. En el 29 un saque rápido del portero hace que Sito pueda poner en 2-5. El 2-6 llegaría con el infortunio del conjunto local al meterse el gol en propia meta tras un rechace. El 3- 6 para los locales llego en una buena jugada por bando con un centro que remato el conjunto riojano de cabeza a la red. El 3-7 definitivo lo hizo Sito en posible fuera de juego.

Una buena prueba para el Real Burgos, ya que se enfrentó a un equipo de la misma categoría y dejo muy buenas sensaciones de cara al inicio de la temporada.