Real Ávila. @RealAvila

El Real Ávila y la Arandina protagonizan uno de los dos partidos que se juegan el domingo de la trigésimo cuarta dividida jornada del grupo VIII de Tercera División, que se disputó casi en su totalidad durante el Jueves Santo, dejándose para el domingo este encuentro junto con el Segoviana-Tordesillas y el que se juega el sábado entre el Palencia Cristo Atlético y Zamora.

En la primera de las cinco finales que restan, los encarnados se enfrentan en el Adolfo Suárez al segundo clasificado, equipo con el que empataron a uno en El Montecillo tras un gol inicial de Juli y otro posterior del arandino Abad. Los de Jonathan Prado, sextos, tras cuatro triunfos consecutivos y once jornadas seguidas invictos, ansían seguir en la misma línea al finalizar el choque.

El continuar con aspiraciones para disputar la fase de ascenso a Segunda B pasa por derrotar a una Arandina que ahora mismo cuenta con 14 puntos más que el Real Ávila y que aspira a terminar como primera grupo, por lo que también se juega mucho en este envite.

La Arandina llegará a la capital abulense tras haber ganado al Tordesillas, habiendo sufrido en la jornada anterior la segunda derrota de la temporada en el campo del Júpiter Leonés por 1-0. La otra fue a principios de la temporada por el mismo resultado en su visita al Zamora, con el que presenta los mejores números del grupo, siendo el equipo menos goleado con tan solo 12 tantos encajados en 33 partidos.

La plantilla abulense es consciente de que será un partido muy complicado y tendrán que poner toda la carne en el asador para salir indemnes de un grupo de futbolistas veteranos ante los que no cabe el mínimo error. La máxima concentración y el orden serán fundamentales para impedir que los arandinos puntúen.

El Real Ávila afronta el partido con la ausencia de Rubén Ramiro por lesión, mientras que en la Arandina serán baja por sanción Diego Abad y Diego Rubio, además del entrenador Javier Álvarez de los Mozos, castigado con dos partidos tras ser expulsado en Tordesillas. Ya sufrió una dura sanción de siete encuentros en el partido de ida en El Montecillo cuando saltó al terreno de juego amenazando e insultando al árbitro.

Como aperitivo a este choque, se jugará el domingo un encuentro entre los veteranos del Real Ávila y la Arandina, a las 12:00 horas, en la Ciudad Deportiva.