Foto: Instagram CDZamarat

El Quesos el Pastor rozó la victoria pero finalmente terminó cayendo ante el Lointek Gernika en casa por 62 a 70.

Comenzó muy bien el Quesos el Pastor, acertado de cara al aro y presionando bien en defensa a las visitantes (9-3), pero los nervios se fueron apoderando del conjunto zamorano que sabía de la importancia de conseguir una victoria y el Gernika aprovechó la ocasión para abrir una brecha en el marcador al descanso (27-35).

Tras el paso por vestuarios el partido continuó teniendo el mismo guión. Parecía que el Zamarat no encontraba huecos hasta que seis tiros libres consecutivos (40-46) hicieron despertar a las locales que a siete minutos del final se ponían a tan sólo un punto (51-52). Tuvo que solicitar tiempo muerto el técnico visitante y parece que este surtió efecto, pues las suyas se pusieron el mono de trabajo para terminar llevándose la victoria.

El equipo debe recuperarse pronto y volver a los entrenamientos para afrontar la próxima semana una auténtica final en Cáceres. Ángel Fernández no quiere echar más presión sobre sus jugadoras “la final es el 5 de abril, que es cuando acaba la liga. Cáceres es un partido muy importante pero la final es el 5 de abril”, pero es consciente de la importancia de este partido.