El Miraflores de Burgos presentaba, este miércoles su campaña de abonados para la temporada 2022-23, que lleva por lema: “Camino de vuelta”. En el próximo curso el equipo burgalés militará en Liga LEB Oro tras la debacle del último año en acb.

Lo más novedoso de esta campaña es la posibilidad de poder renovar el abono a 0 euros, medida posibilitada, sin duda, por el contrato de patrocinio que el Ayuntamiento de Burgos ha ofrecido a la Sociedad Anómina Deportiva (SAD), 500.000 euros, que cubrirá más del 30% del presupuesto del equipo propiedad de Félix Sancho. Dato que contrasta con los 62.000 euros recibidos por el Tizona en la misma categoría en la temporada 2020-21. La jugada del Miraflores, por otra parte, pretende neutralizar el posible abono conjunto de Burgos CF y Tizona (Leb Plata).

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Echando un vistazo a las cuentas de otros equipos, vemos como el Granada ha logrado el ascenso con un presupuesto de 900.000 euros; Estudiantes y Girona contaban aproximadamente con 1.300.000 euros en el mismo capítulo. Otro de los gallitos de la categoría es el Palencia, que con 800.000 euros todavía busca dar el salto a acb, en este caso la ayuda municipal de las últimas temporadas está en torno a los 120.000 euros.

Durante el próximo curso, el equipo castellanoleonés competirá en LEB Oro con el objetivo de buscar el ascenso a la Liga acb, sus abonados encuentran diferentes alternativas de renovación de su carnet:

Opción A: Abono fan solidario (hasta 100.000 euros de esta cantidad serán donados a la Asociación Española Contra el Cáncer).

Opción B: Renovación gratuita, que cuenta con el condicionante de que no se garantizará su localidad de cara a la temporada 2023/24.

También existen opciones para los abonados que pagaron su abono por adelantado.