El equipo palentino dio mucha ventaja a su rival, que incluso llegó a dominar el partido por 19 puntos de ventaja, la reacción morada fue épica, pero no suficiente (82-81).

Un triple de Blumbergs abría el partido, pero tras este el Lleida tomaba los mandos y dominaba durante unos minutos de gran intensidad. Los morados maquillaron un poco el marcador con un triple de Speight y un 2+1 de Chumi Ortega y el partido se fue al 2º acto 24-18.

Comenzó el segundo período y continuó el dominio local aumentando la ventaja hasta los 10 puntos (31-21). Paró el partido Pedro Rivero y los suyos recortaron un poco las distancias pero el marcador seguía favoreciendo a los locales. Volvía a ser Speight con un triple, y Blumbergs con un 2+1 quienes llevaban el partido al descanso 53-41.

Tras el paso por vestuarios el LLeida logró anotar siete puntos consecutivos y amplió la distancia hasta los 19 puntos. Cuando todo parecía perdido, los hombres de Pedro Rivero reaccionaron y, con una buena defensa comenzaron a recomponerse anotando un parcial 1-18 que volvía a meterlos de lleno en el partido. El tercer período terminó 67-62 con todo por decidir en el último acto.

ICG Força Lleida

En el cuarto definitivo el partido se convirtió en un toma y daca. Los locales conseguían pequeños arreones a los que los morados contestaban para no irse del partido, pero sin llegar a consumar la remontada. Con 32 segundos por delante Pedro Rivero paró el partido para dibujar en su pizarra las últimas acciones. Los palentinos perdían 82-78 y quería lograr la épica. Un triple de Speight con 10 segundos por jugar mantuvo vivo al Palencia que tuvo balón para lograr una victoria inolvidable, pero el tapón de Badji dio la victoria al ICG Força Lleida y consumó la tercera derrota consecutiva de los morados.

El Palencia volverá al Pabellón Municipal este viernes cuando se enfrentará al Melilla Sports Capital a las 21:00h