Estadio Carlos Tartiere. Jornada 27. Foto: Real Oviedo

Derrota contundente del Burgos CF (5-0) en el Carlos Tartiere. El Real Oviedo fue mucho rival para un desconocido Burgos CF, que suma su tercera derrota consecutiva a domicilio, en la jornada 27 de La Liga de Segunda, los asturianos mostraron una superioridad absoluta de principio a fin y dejando sin opciones a los dirigidos por Jon Pérez Bolo.

Desde el primer minuto, se notaba la ambición y determinación de los ovetenses. El equipo azul dominó al Burgos CF desde el inicio, y a los 14 minutos, Sebas Moyano abrió el marcador para los capitalinos de Asturias. El 1-0 no detuvo el ímpetu del Real Oviedo, que continuó buscando el segundo gol.

Justo antes del descanso, en el minuto 42, Seoane convirtió magistralmente un córner servido por Santi Cazorla, desatando la euforia en el Carlos Tartiere al ver a su equipo dominando al Burgos CF. En el minuto 45, Sebas Moyano marcó su segundo gol del partido y el tercero para encaminar aún más el encuentro.

Al comienzo del segundo tiempo, Sebas Moyano completó su primer triplete y selló una tarde perfecta en la que fue el protagonista indiscutible. El Burgos CF no aparecía.

Cuando el partido llegaba a su conclusión, Borja Bastón marcó el quinto gol desde el punto penalti, cerrando una tarde de ensueño para los seguidores del Oviedo, y de pesadilla para los blanquinegros.

Tampoco tuvo una buena tarde el Mirandés ante el Espanyol (3-0), equipo no logró la victoria en su segunda salida consecutiva en la liga nacional. El partido comenzó con un ritmo frenético y transiciones rápidas para ambos equipos. La Gumina aparentemente adelantó al Club Deportivo Mirandés, pero el gol fue anulado por posición antirreglamentaria del jugador italiano, según lo indicó el asistente.

Braithwaite logró poner al equipo dirigido por Luís Miguel Ramis en ventaja con algo de fortuna, luego de un tiro libre en el borde del área que desvió la trayectoria tras impactar en Ilyas Chaira, impidiendo la estirada del portero Ramón Juan. Cerca del ecuador del partido, Barcia estuvo cerca de igualar con un potente cabezazo.

El delantero danés, destacado durante el encuentro, buscó aumentar la ventaja al inicio del segundo tiempo, pero el portero del Mirandés frustró sus intentos con una gran intervención. La oportunidad más clara para nuestro equipo llegó en el minuto 56, cuando Gabri disparó desviado por poco tras un excelente pase de Álvaro Sanz.

En el minuto 70, Aguado amplió la ventaja tras una jugada de ataque bien construida por nuestro equipo, mientras que en el minuto 80 Braithwaite convirtió desde el punto de penalti, sellando el marcador final 3-0 y sumando su segundo gol personal en el partido.

Un punto más en la mochila (1-1). Un punto más para un partido que quizá mereció los tres, pero ante el que hubo que conformarse con las tablas. Un punto que se queda escaso para reflejar la intensidad, el ímpetu y la ambición de un Real Valladolid que quiso ganar en su visita al Real Sporting de Gijón, pero que vuelve con ese empate después de adelantarse en el primer acto con un gol de Amath, y de encajar en el segundo.