Foto: Gimnastica Segoviana

En el inicio de la segunda vuelta de la Segunda RFEF, el Numancia venció a la Gimnástica Segoviana con un marcador de 3-1. Los sorianos mostraron un juego destacado, controlando ambas áreas durante gran parte del partido y dictando el ritmo del encuentro en el vigésimo quinto aniversario de Los Pajaritos, inaugurado el 14 de enero de 1999. La Gimnástica Segoviana rompió con su buena racha de seis partidos sin perder, tras caer en Soria.

Aunque la victoria fue clara y merecida, con Bonilla fallando un penalti que podría haber sido el cuarto gol tras una falta sobre Rubén Sanchidrián, Kudakovskiy también evitó un gol temprano de la Segoviana en el cuarto minuto con una brillante intervención ante Dani Segovia. El susto inicial fue compensado por Lupu, quien regresó al equipo después de dos partidos de suspensión y abrió el marcador al cabecear un buen centro de Bonilla en una falta lateral.

El gol dio confianza al Numancia, que tuvo sus mejores momentos del partido y pudo aumentar su ventaja en el marcador. En el minuto 26, Moustapha cabeceó con destreza a las redes después de otro centro lateral de Bonilla, esta vez desde la izquierda, para firmar el 2-0. El equipo de Javi Moreno cargó el área varias veces con centros desde ambos flancos, dificultando la defensa de la Segoviana.

A pesar de ello, el equipo segoviano se metió en el partido antes del descanso con un gol de Dani Segovia, quien remató con calidad dentro del área tras una buena combinación por la banda derecha. Así, se llegó al descanso con la sensación de control por parte del Numancia, pero con los visitantes generando peligro en sus acciones de ataque.

El segundo tiempo comenzó con una genialidad de Tamayo, quien resolvió el encuentro con un golpeo desde la frontal del área que se coló por la escuadra del portero visitante, llevando el marcador a 3-1. Tanto el público como algunos jugadores quedaron asombrados por la espectacular acción.

Los entrenadores Javi Moreno y Ramses Gil realizaron cambios en sus equipos. El primero para refrescar a su equipo y el segundo en busca de una reacción que les permitiera volver al partido. Kudakovskiy tuvo que intervenir en un par de ocasiones, y los sorianos pudieron ampliar su ventaja con varias oportunidades claras. Bonilla falló un penal para el 4-1, y Asier Grande llegó agotado al mano a mano con el portero rival en una de las últimas acciones del partido, pero el marcador se mantuvo en 3-1 y el Numancia se mantiene en la cima de la clasificación una semana más, ahora en solitario. Por su parte la Gimnástica se queda en la séptima plaza, a un punto de los puestos de fase de ascenso.