El Recoletas Atlético Valladolid ha cosechado su primera derrota de la segunda vuelta en Huerta del Rey ante Viveros Herol BM Nava por 26-29. Los gladiadores azules tuvieron un día aciago en ataque, con muchos errores y 4 penaltis fallados, y se vieron superados otra vez en un derbi por un cuadro segoviano que controló el ritmo de juego, exhibió un eficaz 6:0 y sentenció gracias a su portería y la calidad de jugadores como Ajo, Rosales y Pérez Arce.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Los visitantes lograron ventajas de dos goles en el inicio del partido, aunque al paso por el minuto 15 el marcador se igualó a 7. Viveros Herol BM Nava exhibió un juego rico y dinámico, bien con ataques directos o largas circulaciones y también jugando con velocidad cada vez que podía. Mientras, Recoletas trataba de aprovechar sus transiciones sin ser del todo efectivo y en estático le costaba circular el balón. El conjunto segoviano gracias a la anotación de Darío Ajo desde el pivote y las paradas del bielorruso Patotski volvía a tomar la delantera y lograba marcharse de tres tantos, 10-13 min.22. Sin embargo, una mejor actividad defensiva del Recoletas les acercó de nuevo y un espectacular tanto sobre la bocina de Miguel Camino dejaba la renta en 14-15 para los naveros al descanso.

Al comenzar la segunda parte, Ugarte y Miguel Camino daban la delantera al Recoletas 17-16 por primera y única ocasión en el encuentro. Pero el equipo de Zupo Equisoain se recompuso en un abrir y cerrar de ojos, leyó bien la defensa local, aumentó la agresividad de su 6:0 y tomó cuatro tantos de renta con un parcial de 0-5. Pérez Arce y Rosales controlaban el ritmo y anotaban o encontraban una y otra vez al pivote Darío Ajo. Además Recoletas se precipitaba con su juego en transición, acumulaba errores desde los 7 metros y se estrellaba en el portero Patotski, con lo que el tanteador reflejaba un inquietante 22-26 en el minuto 49. Los diez últimos minutos fueron una carrera contra el reloj de los gladiadores azules. Con Nava jugando al ritmo que le interesaba, Pisonero quemó las naves con un último tiempo muerto y una 4:2 presionante a medio campo. No sirvió y Recoletas mantiene su maldición con los derbis esta campaña, 26-29. Primera victoria de los naveros en la segunda vuelta, la salvación, aunque complicada, está un poco más cerca.