El Munia Panteras puede hacer historia este sábado en el polideportivo Canterac. El equipo femenino del CPLV recibe, a partir de las 19.30 horas, al Vitaldent SAB Tucans en el segundo partido de la final de la Liga Élite , la máxima categoría del hockey línea femenino español, y tiene en su mano alzarse con el título seis años después. Su última Liga data de 2016, cuando se impuso en la final al mismo rival al que se mide en esta ocasión, el conjunto barcelonés del Tucans. En su palmarés hay seis entorchados (además del de 2016, alzó la Copa en 2015, 2013, 2012, 2011 y 2010).

Para lograr el título debe ganar el sábado. Nada más. Su triunfo (1-2) en el primer encuentro de la eliminatoria final le permite, incluso, un traspié. Ya que de perder, la Liga se decidiría en un tercer y definitivo partido, que se jugaría este mismo domingo, de nuevo en Canterac, a las 11.00 horas.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Pero el equipo que entrena Andrés Portero tratará de no llegar a ese tercer duelo. Ya tuvo que ‘tirar’ de él en las semifinales ante el Tres Cantos, logrando la clasificación con gol de oro en la prórroga.

El técnico cuenta con toda la plantilla a sus disposición, es decir las mismas que viajaron a Sant Adriá de Besós la semana pasada, a las que se unirán este sábado las más jóvenes, Lucía Tordera, Celia Tribiño, Sara García y Elisa Navarro. Y plantea un partido complicado e igualado, como lo han sido los tres que han jugado ante las catalanas esta temporada, con empate y triunfo en la prórroga en Canterac en noviembre, derrota por 2-0 en marzo en el Polideportivo de La Pau y victoria por 1-2 hace una semana en el primer partido de la final.

El Tucans, amparado en la figura de su portera, Xenia Seoane, cuenta con una plantilla que se conoce y aprovecha cualquier error para castigar con buenas finalizaciones. Carla Bascón, Aina Pascual y Laia Mercade son sus máximas anotadoras, pero en el primer duelo de la final el gol lo firmó Tamara Grande, lo que habla bien a las claras de que cualquiera pueda rematar la labor del cuadro barcelonés, que aúna juventud con veteranía, y que ha conseguido llegar a una nueva final liguera.

El CPLV hace un llamamiento a su afición para volver a llenar las gradas de Canterac, como ya hizo en el segundo partido de las semifinales de la Liga Élite , con la presencia de casi 800 espectadores, en lo que posiblemente fue una de las mejores entradas en Valladolid y en la competición nacional en un encuentro liguero femenino.