Foto: CD Mirandés

A falta de ocho jornadas para el cierre del campeonato, el Mirandés se encuentra en una situación crítica en la tabla. Después de una segunda vuelta lamentable, el equipo ahora comparte la posición de salvación junto al Alcorcón, ambos con 37 puntos, tras la sorprendente victoria del equipo alfarero ante el Racing (0-1) en su último encuentro.

El Andorra, en ascenso, se encuentra a solo dos puntos de distancia, ubicado en la zona de descenso y acechando al Mirandés. La derrota de los rojillos ante el Sporting refleja su fragilidad defensiva, sumándose así a una serie de resultados desfavorables que han puesto en peligro su permanencia en la categoría.

El equipo de Miranda se encuentra en el tercer peor rendimiento durante la segunda vuelta, con solo dos victorias en trece partidos. A pesar de su situación, el equipo confía en recuperar el rumbo en los próximos encuentros para evitar el descenso. Y su entrenador, Lisci, en la cuerda floja.

Con la reducción de la brecha entre los equipos en la lucha por la permanencia, cada partido se vuelve crucial para el Mirandés. Esta jornada enfrentará a los jabatos al Oviedo (este domingo 14h.), seguido por un importante choque contra antes de los decisivos derbis de Castilla y León, ante Burgos CF y Real Valladolid, en Anduva, con el Racing de Ferrol entre medias a domicilio.