UPLangreo_Mirandés

El Mirandés ha cosechado una importante victoria en Langreo que le deja en una situación cómoda tras un inicio de temporada en el que los resultados no acababan de llegar a pesar de dejar una buena imagen en los encuentros. Lo hace ante un rival que llegaba imbatido en un partido que no fue nada fácil.

El técnico rojillo, Borja Jimenez, lo definía de una forma muy gráfica: “El otro día tuvimos el dominio y las ocasiones y hoy cuando parecía que había más descontrol, hemos sido capaces de ganar”. Los de Miranda intentaron desde el primer momento hacerse con el control del partido, pero los asturianos también creaban peligro al contragolpe a la portería de Limones.

Tuvo el Mirandés oportunidades a balón parado unos corners que no supo aprovechar, pero al final la primera parte acabó con 0-0 en el marcador con un Langreo replegado en defensa.

La segunda parte el Mirandés iba a por todas y en el 52 tenía una oportunidad clarísima en un cabezazo de Claudio Medina que se iba al palo. Pero los minutos iban pasando, los goles no llegaban y ambos equipos se iban desquiciando buscando la portería contraria hasta que en el 76 Matheus Aiás ponía el definitivo 0-1 en el marcador.

Todavía continuó el toma y daca tras el gol, pero los puntos se fueron a Miranda y hacen que los rojillos recobren fuelle y se acerquen a los puestos altos de la clasificación. Ya solo queda obtener la victoria en Anduva.