@CDMirandes
El Sevilla cayó en Anduva

El CD Mirandés realiza un partidazo y apea al Sevilla en los octavos de final por 3-1.

Los hombres de Andoni Iraola salieron sin complejos y con los conceptos muy claros para dar la sorpresa de los octavos de final. Los nuestros tenían en las bandas dos estiletes que desde el inicio del choque cercaron la portería defendida por Vaclik.

Con una presión intensa sobre la figura de Éver Banega, el Sevilla no sabía de qué forma crear fútbol, y perdía constantemente balones en la medular ante la intensidad de los castellano y leoneses.

En el minuto 7, Matheus Aias aprovechaba la garra rojilla para mandar a la red la primera oportunidad de la que disponía. El brasileño se convertía en una pesadilla para la zaga andaluza, que no se desquitaba del ímpetu con el que el delantero luchaba cada balón.

Fue en otra recuperación en terreno sevillista cuando el propio Matheus mandaba al fondo de las mallas su segundo disparo. Con los de Lopetegui en la lona, Aias tenía la oportunidad de anotar el hattrick, pero una buena intervención del meta del Sevilla dejaba el marcador 2-0 al descanso.

El técnico sevillista realizaba los tres cambios al descanso, pero a los pocos minutos, el central Diego Carlos conectaba un codazo que bien pudo costarle la roja. Finalmente, el VAR informó al árbitro del posible penalti y el colegiado sin dudar pitó la pena máxima. Álvaro Peña erraba el lanzamiento.

Llegaban los minutos de más peligro para el área rojilla. El Sevilla se buscaba y encontraba en Ocampos la principal vía de peligro. Pero el argentino no estaba fino en la definición y un potente contraataque terminaba con en gol de Álvaro Rey. Nolito ponía el 3-1 definitivo, pero ya no daba tiempo a más.

El CD Mirandés vuelve a hacer historia en su competición fetiche. Mañana estará en el bombo de los cuartos de final.