El jugador rojillo en rueda de prensa. Foto: cdmirandes

Una vez conseguida la clasificación matemática para jugar la fase de ascenso, el C.D. Mirandés se enfrentará este sábado, 18h., a la U.D. Logroñés, su inmediato perseguidor. Un encuentro en el que, aun conseguido ya el primer objetivo de la temporada, no deja de suponer un partido de tú a tú frente a un rival directo y un ensayo para lo que vendrá más adelante: “Si ganamos a la U.D. Logroñés tendríamos prácticamente certificada la segunda plaza, pero todo pasa por ganar. Es un partido que se asemejará mucho a lo que veamos en las eliminatorias por el ascenso,  y el equipo ha demostrado que cuando mejores partidos hace es cuando juega contra los rivales de arriba. Eso nos da confianza tanto para el final de liga como para la fase de ascenso”, mostró contundente Kijera.

A su vez, como voz autorizada del vestuario y también del Club, el capitán quiso animar a toda la afición rojilla a inundar Las Gaunas un año más tras el desembarco de más de 1.000 rojillos la temporada pasada. Este año, desea que se repita: “El partido ante el Logroñés es atractivo para los jugadores, pero también para la afición. Yo si fuese aficionado no me lo pensaría. Os aseguro que el equipo está preparado para dar su mejor imagen y ojalá sea ante todos los aficionados que puedan viajar”, concluía su intervención en sala de prensa.

UD Logroñés

Sergio Rodríguez: «El CD Mirandés está muy bien, pero estamos cerca de ellos y esperamos competir».