Foto: @CDMirandes

Último partido del 2019 con plena confianza, la que le da al equipo de Iraola este último tramo de primera vuelta al que ha llegado en las mejores condiciones posibles, haciendo grandes partidos y consiguiendo resultados como la victoria el pasado fin de semana ante la S.D. Huesca. Este domingo, en Montilivi, otro duro escollo: “El Girona tiene jugadores de altísimo nivel. Además sus jugadores más determinantes están muy enchufados en estos momentos. Debemos tener una concentración muy alta porque son jugadores que no perdonan”, explicaba hoy Andoni Iraola en sala de prensa con motivo de la previa habitual de partido.

Los rojillos han demostrados ser capaces de jugar ante cualquier equipo y, además, superarlos, como hicieron en campos tan complicados como el del Real Zaragoza o el Albacete. Con esa idea, la de la victoria, viaja el equipo mañana a Girona: “Tenemos que hacer que el partido tenga ritmo pero sin que ellos sean quienes monopolicen la posesión. Debemos ponerle el ritmo al partido que nos beneficie a nosotros”, reconocía. Y añadía: “Tenemos que hacer que corran para atrás”.