Foto: SPB/Cintia Cortés

El Miraflores Burgos se encuentra en una situación crucial este viernes, cuando se enfrente a domicilio a Alicante, necesita la victoria y aguarda los resultados de otros partidos clave, como el Coruña – Melilla y el Lleida – Menorca.

El panorama del ascenso directo se reduce a dos contendientes: Coruña y Burgos. Lleida solo puede aspirar a la segunda plaza, que obtendría si Miraflores Burgos pierde y ellos ganan su duelo ante Menorca. En caso de triple empate a puntos en cabeza, Coruña tendría ventaja, después de ganar en los dos partidos ligueros a Lleida y a Miraflores en uno de ellos.

Este viernes, a partir de las 21:00 horas, se decidirá el destino de los equipos, con todos los partidos jugándose simultáneamente. Miraflores Burgos necesita ganar su partido y esperar a que sus rivales sufran derrotas para asegurar su ascenso directo.

El enfrentamiento de Miraflores Burgos contra Alicante no será sencillo, ya que los levantinos buscan asegurar su posición en las eliminatorias por el ascenso y obtener una buena posición en la tabla para evitar rivales fuertes en los cruces.