Foto: Borja B. Hojas

El Hereda San Pablo Burgos pudo celebrar su clasificación para la Copa del Rey con una nueva victoria de Liga Endesa en la matinal del domingo en el Coliseum. Los de Joan Peñarroya se impusieron a Unicaja Málaga en un partido en el que tuvieron que reaccionar a un desacertado tercer cuarto para reequilibrar un duelo que se fue a la prórroga. Los burgaleses no dieron opción a los malagueños en el tiempo extra y cerraron su duodécima victoria de la temporada de acb.

Se adaptaba mejor al encuentro Unicaja en la salida a cancha aprovechando los errores en la captura del rebote local (4-8). Mejoraban su trabajo los burgaleses, que convertían un parcial de 5-0 para ponerse por delante por vez primera en el partido (14-13). Darío Brizuela comandaba a los cajistas, pero el cuadro burgalés mantenía la ventaja al final del primer cuarto (19-17).

Desplegaba todo su potencial ofensivo el Hereda San Pablo Burgos en el segundo periodo para abrir la renta hasta los ocho puntos, con dos triples consecutivos de Miquel Salvó y de Omar Cook (27-19). Los burgaleses manejaban la distancia (33-25) antes de que su aro se cerrara. Los malagueños utilizaban esa falta de acierto para recuperarse (33-32). El duelo anotador entre Dejan Kravic y Deon Thompson encaminaba el partido hacia el descanso, que llegó al Coliseum con tablas en el marcador (39-39).

El paso por vestuarios le sentó mejor a Unicaja, que dominaba al completo un tercer cuarto con Rubén Guerrero como líder. Los de Casimiro endosaban a los burgaleses un parcial de 0-10, que les daba su mayor renta en el choque (43-52). No encontraban sensaciones ofensivas los de Peñarroya, que veían cómo el cuadro visitante continuaba dominando conforme avanzaba el duelo (46-58). Las últimas canastas, de Alex Renfroe y de Omar Cook, reducían la distancia (51-58).

Reaccionaba con carácter el conjunto burgalés en el cuarto definitivo desde la defensa. En apenas un parpadeo, con Omar Cook estelar desde el triple, los de Peñarroya hacían saltar por los aires la ventaja malagueña (61-60). Guerrero y Fernández tiraban del carro andaluz para volver a ponerse por delante (66-70). No obstante, los castellanos trabajaban ahora sus opciones de forma excelente. Cook, Rabaseda y Benite desde la línea exterior, apoyados por Kravic en el interior, retomaban cinco puntos de diferencia (77-72). La anotación visitante, con un triple de Brizuela, llevaba el duelo a un final igualadísimo (77-77). Benite y Guerrero se intercambiaban las últimas opciones ofensivas (79-79). La posesión final para los burgaleses puso el balón en manos de Benite, que probó suerte para decidir el resultado con un triple, pero marró su intento. El partido se fue a la prórroga.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Mordía el Hereda San Pablo Burgos en las defensas del tiempo extra, donde Kravic y McFadden iban despegándose de Unicaja, con su trabajo de recuperaciones en pista y en la anotación. Un triple del estadounidense ponía una barrera de diez puntos de distancia a falta de un minuto (93-83). Una canasta de Ken Horton cerraba la victoria en el Coliseum (95-83).

El equipo burgalés disputará su próximo partido de Liga Endesa ante Coosur Real Betis, el sábado 9 de enero, desde las 18:00 horas, en el Palacio de Deportes San Pablo.