Foto: @CBBembibrePDM

Día feliz para un Embutidos Pajariel que volvió a saber lo que es ganar, y además en casa, donde se impuso 72 a 42 al Nissan Al Qázeres.

Comenzó intratable el Embutidos Pajariel que desde los primeros minutos manejó la pelota a su antojo anotando y presionando en defensa al Nissan. Lograron 24 puntos en el primer acto y dejaron a su rival en tan sólo 8.

Algo parecido sucedió en el segundo acto, con Salas enchufadísima (12 puntos al descanso) las locales volvieron a superar los 20 puntos y sus rivales se quedaron en 9 para llegar al parón 44-17.

En la segunda parte se igualó el partido, el Nissan Al Qázeres recuperó parte de su esencia con Simms tirando del equipo para tratar de dar la vuelta al marcador. El Embutidos Pajariel bajó un poco el ritmo pero ya había sentenciado el partido en los primeros minutos y no dejó que las visitantes se acercasen para estropear todo el trabajo realizado en la primera mitad.

El Embutidos Pajariel logró una victoria muy importante, ya no por la clasificación sino por el plano anímico de equipo y afición.