@CBBembibrePDM

El Embutidos Pajariel da un golpe sobre la mesa y vence en el Polideportivo José Antonio Gasca al IDK Guipuzkoa, 59-63, en el partido correspondiente a la décimo cuarta jornada de la Liga Día.

Las leonesas llegaban al País Vasco sumidas en la peor racha de la liga, siete derrotas consecutivas, y conscientes de que, no lograr la victoria, las hundiría más en los puestos de descenso. Pero, los nervios no hicieron mella en las pupilas de Pepe Vázquez, que hicieron suyo el dicho “Año Nuevo, vida nueva”.

El primer cuarto podríamos definirlo como el de la igualdad. Las posesiones se intercalaban entre ambos equipos pero ninguno de los dos lograba llegar hasta el aro contrario. Las canastas llegaban con cuentagotas y ningún conjunto se alejaba en el marcador. Cuando restaban algo menos de dos minutos para la conclusión del primer cuarto, un triple de Gladkova y otro de Quirante marcaban la distancia definitiva al final del primer cuarto; 11-17.

El segundo cuarto continuó lleno de imprecisiones, en los primeros compases las locales consiguieron un parcial 7-0 que las colocaba a tan sólo un punto de distancia del Embutidos Pajariel y con cuatro minutos por disputar, un tiro libre de Westbeld empataba el partido. Al descanso el luminoso anunciaba un 31-34 que reflejaba a la perfección la igualdad que había en la cancha.

En la segunda mitad, el encuentro fue una continuación de lo que habíamos visto hasta el momento. Westbeld y Nistrom mantenían al IDK Guipuzkoa en el partido con 15 y 10 puntos respectivamente, pero no pudieron con una estelar Gladkova que firmó una de las mejores actuaciones de la temporada. Con 25 puntos y 5 rebotes, la rusa fue la artífice de la victoria de las leonesas, que, aunque no las saca de los puestos de descenso, les da un plus de moral muy necesario para volver a la senda de la victoria.

El Embutidos Pajariel se medirá al Lacturale Araski el sábado 12 de enero, a las 18:15 horas, en el Bembibre Arena, donde las de Vázquez tienen una deuda pendiente con su púbico, y es que, catorce jornadas después, aún no han logrado una victoria en casa.