La Consejería de Economía y Hacienda conectará el edificio administrativo de Servicios Múltiples, situado en la Plaza del Milenio de Valladolid, a la red de calor por biomasa de la zona oeste de la ciudad.

Las actuaciones consistirán en sustituir el sistema de calefacción que en la actualidad utiliza el gasóleo como fuente de energía térmica -mediante tres calderas de gasóleo-, por la conexión a la red de calor con biomasa que gestiona la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León (Somacyl).

El suministro se llevará a cabo a través de una subestación de intercambio ubicada en la sala de calderas actual, que quedará conectada a la red de calor mediante tuberías preaisladas. Se sumará así este edificio a la red de biomasa que ya proporciona calor a varios edificios del barrio vallisoletano de la Huerta del Rey, entre ellos: el ESAUM I (sedes de las consejerías de Economía y Hacienda y de Industria, Comercio y Empleo) y el ESAUM II (sede de las consejerías de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, de Movilidad y Transformación Digital, y de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural).

La previsión es que las actuaciones comiencen en breve, de manera que el próximo invierno esté garantizado el suministro mediante esta fuente de calor.

Los beneficios de este sistema son varios, como la reducción de emisiones de CO2 o el impulso al aprovechamiento forestal de los montes. Así, la conexión a la red de calor permitirá evitar que las chimeneas de este céntrico edificio arrojen a la atmósfera más de 141 toneladas de CO2 al año.

A ello se suma el ahorro económico que se prevé con esta modificación y que se ha calculado en torno al 40%, lo que supone una cantidad relevante.

En este sentido, entre las ventajas del calor mediante biomasa se encuentra el disponer de un suministro energético externo garantizado; utilizar una fuente de energía renovable y autóctona, que contribuye a generar empleo en entornos rurales y a la prevención de incendios forestales en nuestra comunidad autónoma; y mejorar la certificación energética de los edificios públicos.

Además, se pueden telecontrolar a distancia y digitalizar los sistemas de calefacción de los edificios, se evitan costes de inversión en la renovación del equipamiento propio de sala de calderas para generar energía térmica, y se presume una garantía de estabilidad del precio de la energía térmica a lo largo del tiempo.

El edificio administrativo sobre el que se prevé la actuación está ocupado por servicios públicos de la Administración de la Comunidad de Castilla y León y de la Administración General del Estado. Su administración corresponde -desde el 12 de octubre de 2022 por un periodo de cuatro años-, a la Consejería de Economía y Hacienda conforme lo previsto en un acuerdo suscrito al efecto entre las administraciones ocupantes para regular la administración y distribución de gastos comunes en ese edificio.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter