Los primeros informes periciales tras el incidente del IES Álvaro de Mendaña, en Ponferrada, apuntan a un “vicio oculto de obra” no detectable. La Consejería de Educación procederá a la sustitución de toda la escalera.

Tras el incidente registrado este lunes en el IES Álvaro de Mendaña (Ponferrada), donde la caída de una escalera metálica auxiliar ha provocado heridas a catorce estudiantes, la Junta de Castilla y León ha continuado los trabajos para investigar lo sucedido a través del área técnica de la Dirección Provincial de León.

El edificio contaba con todos los permisos pertinentes, había pasado de forma favorable la última Inspección Técnica de Edificios y no le correspondía otra hasta dentro de dos años. Además, el 24 de febrero de este 2024 la Junta realizó una inspección de riesgos laborales y todo estaba en orden. Así, nada hacía prever que la escalera metálica tuviera indicios de inestabilidad. 

Según los primeros informes de los arquitectos de la Dirección Provincial tras el suceso, el motivo del accidente ha sido la oxidación de la tornillería que anclaba la escalera a la pared, situación imposible de detectar al no ser visible desde el exterior. Concretamente y según señala el informe del arquitecto, se trata de “vicios ocultos de obra”.

La Consejería de Educación analizará si en otros centros hay infraestructuras de similares características para su sustitución.

14 adolescentes resultaron heridos por el desprendimiento de una escalera en este Instituto. Seis adolescentes han sido trasladados al Hospital El Bierzo, mientras que otros ocho han sido llevados al centro de salud de Pico Tuerto. Sin heridas de gravedad.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter