Foto: Gimnástica

El Palencia Cristo se repuso del esfuerzo de la eliminatoria copera y superó a la Gimnástica en un flojo partido, pero que los locales supieron controlar, a pesar de jugar, casi todo el partido con un futbolista menos (1-0).

La Gimnástica Segoviana perdió una oportunidad única de lograr su primera victoria fuera de casa de la temporada al caer ante el Cristo Atlético en un encuentro en el que los jugadores de la Sego apenas crearon peligro pese a estar con un jugador más que sus rivales durante más de 80 minutos de partido. La Gimnástica apenas inquietó a los palentinos pese a la superioridad numérica y se marchó de vacío de La Balastera.

Los primeros instantes fueron de tanteo, y duraron poco porque a los 8 minutos la Gimnástica Segoviana reclamó penalti por derribo a Llorente y en la siguiente jugada Frodo adelantó el camino a los vestuarios después de ser expulsado por una entrada con los tacos por delante a Nanclares.

Con diez jugadores el Palencia comenzó a ser extremadamente práctico y encontró premio en su primera jugada en inferioridad. Álvaro Gómez logró batir a Pablo Carmona y encontró petróleo para un equipo en inferioridad. La Sego intentó reaccionar con una doble ocasión casi consecutiva. El equipo segoviano buscaba preferentemente a Szymanowski en banda derecha, que lograba llegar con solvencia a línea de fondo, aunque sus envíos no encontraban rematador. Álex Conde intentaba con balones filtrados a Nanclares o Llorente hacer daño a la zaga local, pero Guille, guardameta palentino, estuvo atento para desbaratar las pocas opciones segovianas.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Sin cambios arrancó el segundo parcial. La Gimnástica no encontró la tecla para presionar al conjunto palentino que se defendió con orden durante todo el partido sin conceder prácticamente nada a la Sego. Los cambios de Manu González apenas sirvieron para plasmar en ocasiones la superioridad numérica y las sucesivas entradas al campo de Gómez, Nogueira, Borao, Adeva, De la Mata o Arribas no generaron el efecto esperado y solo un disparo de Llorente en el último suspiro pudo brindarle un punto a la Gimnástica.

El Palencia supo sufrir, aguantar la inferioridad sin apenas conceder ocasiones y sumó tres puntos más que le permiten estar en una situación más que tranquila en la tabla. Por contra, la Gimnástica sufre una nueva derrota a domicilio y sigue mirando más hacia abajo de la clasificación que hacia arriba. Con prácticamente una vuelta de competición el equipo segoviano está con 17 puntos fuera del descenso, pero en zona las eliminartorias para salvar el descenso.

Para ambos equipos llega el parón navideño, para volver a la competición en el primer fin de semana de enero.