El conjunto vallisoletano retoma la Liga este sábado (19.00 horas) visitando al segundo clasificado, el Molina Sport, con tan solo dos puntos de ventaja.

El CPLV afronta este sábado uno de esos encuentros llamados clave. Por el rival, por el momento de la temporada y porque en juego está el liderato. Los vallisoletanos, primeros clasificados de la Liga Elite, retoman la competición visitando al Molina Sport en Las Palmas, segundo a tan solo dos puntos. La escuadra canaria es, desde el inicio de la temporada, la máxima favorita para alzarse con el título por presupuesto y por número y calidad de sus jugadores foráneos. Ya se hizo con la Copa del Rey de este 2022, precisamente batiendo al CPLV en la gran final, pero en el encuentro de la primera vuelta, el triunfo se quedó en Canterac, tras una larguísima tanda de penaltis.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

La pista del Polideportivo Carlos García San Román de Las Palmas acoge el encuentro más importante de esta 15ª jornada liguera, con solo cuatro por jugarse antes de los playoffs por el título.

Olmo Ercilla se lleva a doce jugadores para este encuentro: dos porteros (Javi Tordera y Raúl Aymerich) más diez de pista, con Marcos Pérez, Mario Díez, Miguel de Saja, Andrés Baños, Pablo Tribiño, Daniel Díez, Carlos Cabrera, Eloy Valls, Andrés Esgueva y el propio Olmo Ercilla. Se quedan en Valladolid Pablo Sierra, aún en fase de recuperación de su operación de rodilla; Adel Saber y los jóvenes Rubén Sinovas y Nico Díez. “Esperemos seguir recobrando las sensaciones de la primera fase de la temporada, aunque estamos a tope ya que ahora empieza lo bueno”, señala el técnico, consciente de que a partir de este mes se empezará a jugar la parte más importante del año.

Lo que le espera al Valladolid es de sobra conocido. Un Molina Sport que solo ha perdido un encuentro en su feudo, ante Tres Cantos en noviembre; y que en las últimas jornadas ha goleado a Castellbisbal (3-17), a Rubí (1-6), a Castellón (8-2) y a Las Rozas (11-3), mostrando su capacidad para hacer goles, con 118 acumulados en 14 encuentros. El sueco Jakob Tenemyr, con 33, es el pichichi de la Liga; seguido del norteamericano Charles Baldwin, con 30. Junto a ellos, otro norteamericano, Kevin Mooney; el checo Jan Andrysek; el polaco Pawel Zasadny o el portero finlandés Vili-Valery Virta. Por si eso fuera poco, están los internacionales Andreu Tomás, Edu Cabalín e Iván de las Heras. Sin apenas necesidad de muchas rotaciones, la plantilla canaria está formada para ganarlo todo.