El CPLV se quedó sin su cuarta Supercopa, título que había cosechado en las tres ediciones disputadas hasta el momento, tras perder ante el Molina Sport (4-3) canario en la prórroga de la final disputada este pasado domingo en Las Palmas.

Los vallisoletanos levantaron el 3-0 con el que llegaron en contra al descanso y tuvieron opciones, incluso, de haberse llevado la victoria antes del tiempo extra. Pero en él, tras el 3-3 del tiempo reglamentario, en el minuto 2, el norteamericano Charles Baldwin materializó el gol de oro que dejó en título en las islas.

La primera parte arrancó con fuerza. De hecho con demasiada para el comienzo de la temporada, con los dos conjuntos patinando con mucha velocidad y haciendo que tanto Tommy Soeder como el vallisoletano Javi Tordera, este año en las filas del Molina Sport, tuviesen que lucirse ataque tras ataque. Cualquiera de los dos pudo adelantarse en ese inicio pero finalmente fue el conjunto canario el que acertó, gracias a su goleador Charles Baldwin, que encontró un hueco en la portería pucelana tras pase del también vallisoletano Dani Gutiérrez.

El 1-0 en el minuto 9 hizo mella en un equipo que aún necesita conjuntarse. Y apenas tres después, de nuevo Baldwin se vio solo en una transición, haciendo el 2-0. Aún quedaba tiempo para recortar y el CPLV pidió tiempo muerto. Lo intentó sin suerte y a dos minutos del final, en la primera inferioridad de los vallisoletanos, Kevin Mooney logró el 3-0. Tocaba remontada.

Y en la segunda parte los pucelanos se lanzaron con todo a por ella. Andrés Esgueva, en una de sus ya clásicas jugadas de fuerza y calidad, fue el primero en acertar con el gol, a los 8 minutos. El tanto espoleó a sus compañeros, que cinco minutos más tarde colocaron el 3-2, por medio de Guille Jiménez, tras asistencia de Eloy Valls.

Había tiempo de sobra y los vallisoletanos cocinaron las jugadas, logrando la primera superioridad del encuentro. En unos segundos, Guille Jiménez asistió a Marcos Pérez, para que el capitán igualase la contienda.

A casi cinco minutos del final, el partido estaba del lado del CPLV, que pudo hacer el cuarto pero que finalmente vio cómo en la prórroga, los canarios lograban el gol de oro, dejando al cuadro pucelano con el subcampeonato.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

El CPLV llegó a la final tras superar al Tres Cantos en las semifinales. Los vallisoletanos ganaron por 3-2, con gol de oro en el inicio de la prórroga, obra de Guille Jiménez. 

Por su parte, el equipo femenino, el Munia Panteras perdió en las semifinales de la Supercopa, ante el Rubí catalán (1-2). Las vallisoletanas no pudieron revalidar el título de la pasada temporada.