Fotos: Alfonso Pelayo Zaera

El CPLV aparcará este fin de semana las competiciones ligueras para centrarse en las coperas, cuyas fases finales se disputarán desde este viernes en el Polideportivo Ángel Nieto de Zamora, bajo la organización de la Federación de Castilla y León de Patinaje. El CPLV y el Panteras tratarán de alzarse con la Copa del Rey y de la Reina, respectivamente, unos trofeos que siempre han dado muchas alegrías al club vallisoletano y que este año se celebran en la ‘casa’ de uno de sus principales patrocinadores.
Los seis primeros clasificados de la Liga Élite masculina y de la Liga femenina al finalizar la primera vuelta afrontarán el llamado torneo del KO, donde no hay margen de error ya que una derrota te deja eliminado. Tanto el CPLV, masculino como femenino, están clasificados directamente para las semifinales, que tendrán lugar el sábado, por su buena clasificación liguera y esperan rivales de los cuartos de final que se jugarán el viernes.

El CPLV, líder de la Liga Élite masculina, llega a Zamora con alguna duda, como la de Eloy Valls, renqueante por un esguince, aunque con muchas ganas de volver a levantar un trofeo del que es el auténtico rey. Lo ha conseguido en diez ocasiones (2005, 2007, 2008, 2010, 2011, 2012, 2014, 2018, 2019 y 2023) y quiere volver a cosecharlo este año en la cercana Zamora. Jugará la semifinal el sábado, a partir de las 19.00 horas, ante el ganador del Hockey Club Castellón-Arona Guanches Tenerife, partido que se jugará este viernes a partir de las 19.00 horas.
Por su parte, el Panteras necesita cambiar su dinámica de resultados ligueros en la Copa de la Reina. Tras dos derrotas consecutivas, afronta el torneo del KO con todas sus jugadoras disponibles. Al igual que el equipo masculino espera rival en las semifinales (sábado 17.30 horas), que en su caso saldrá del duelo de este viernes entre el Tucans Asme y el CDE Patinaje en Línea Madrid. Las Panteras acumulan tres títulos coperos (2010, 2011 y 2012) además de cinco subcampeonatos, los últimos en 2021.