El equipo burgalés ha aceptado la plaza de División de Honor que dejaba libre el el Basketmi ferrolano por motivos económicos.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

«No se ha producido de la manera que más deseábamos, que era sobre la pista, pero podemos confirmar que el Club Deportivo El Cid jugará en División de Honor, máxima categoría del BSR nacional, la temporada que viene», anunciaba el equipo en sus redes sociales.

Hace unos días, el club dejaba muy claro a esta web, que la parte emocional iba a estar muy presente.

Tras unos días de reflexión, el club burgalés ha aceptado el ofrecimiento hecho el pasado viernes le hizo la Federación Española de Deportes de Personas con Discapacidad Física y ocupará la plaza en División de Honor que quedó libre tras la renuncia a la misma por parte del Abeconsa Basketmi de Ferrol. De este modo, volverá a la máxima competición de baloncesto en silla de ruedas después de su última participación en la temporada 2013/2014. El equipo burgalés se ganó en la pista la posibilidad de competir en División de Honor tras vencer en la fase de ascenso correspondiente a la 2015/2016, pero en aquella ocasión no pudo materializar el salto.

En esta última temporada, que se ha visto abruptamente concluida debido a la pandemia, el equipo burgalés había terminado en tercera posición de la liga regular, y se preparaba, en el momento del parón, para luchar en la pista por conseguir el ascenso, que era el objetivo marcado a principios del curso. No pudo ser debido a la situación excepcional, y la Federación tuvo que dar por buena la clasificación en esos momentos, de modo que fueron Cid Casa Murcia Getafe y Abeconsa Basketmi de Ferrol los que se hicieron con las dos plazas en juego. Los problemas de los gallegos para materializar ese ascenso han llevado a los burgaleses de nuevo a la élite de su deporte.

El club burgalés ha considerado, tras unos días intensos de muchas reuniones, que es una oportunidad para embarcarse, como estaba en sus planes a principio de temporada, a pesar de ser conocedor de que el momento actual de incertidumbre en todos los ámbitos económicos y sociales no invita al optimismo. La entidad es consciente del difícil reto que supone competir la temporada que viene en la mejor liga del mundo, y es por ello que desde ya va a centrar todos sus esfuerzos en conformar el mejor equipo posible para afrontar tal desafío. En este paso adelante que se va a dar, Servigest no puede olvidarse de todos los que lo hacen posible, Jugadores, Cuerpo Técnico, Patrocinadores, Instituciones Públicas y, cómo no, nuestra Afición, que nunca falla y que, por fin, podrá ver a su equipo en la élite del baloncesto en silla de ruedas 7 temporadas después.

El próximo curso habrá derbi autonómico en la máxima categoría entre Burgos y Valladolid.