Foto: Blog TUFOTAKA

El Chocolates Trapa Palencia estrenó su pretemporada en Béjar, ante todo un Movistar Estudiantes de la Liga Endesa con victoria (84-82).

El evento solidario con la asociación PYFANO (Asociación de Padres, familiares y amigos de Niños Oncológicos de Castilla y León) congregó a un gran número de aficionados al baloncesto. Más de una veintena de palentinos acompañaron también a los suyos en este primer encuentro, demostrando que las ganas de baloncesto en la ciudad palentina son máximas.

El quinteto inicial que decidió Carles Marco fue; Dani Rodríguez, Paul Jorgensen, Travis Bader, Simas Jasaitis y Kevin Larsen. Un quinteto que demostró tener hambre de baloncesto y, sobre todo, no amedrentarse ante un equipo, a priori, superior.

Los morados comenzaron con gran actitud el partido. Fuertes en defensa y acertados en el ataque, lograron llevar una amplia ventaja durante todo el período, finalizando el mismo 13-24. 

Continuó el buen juego morado durante el segundo acto, mientras los madrileños no terminaban de encontrar su sitio en la cancha. Al descanso, un triple de Pradilla marcaba una amplia ventaja, 33-49, a favor del Chocolates Trapa Palencia.

Tras el paso por vestuarios el tercer cuarto fue más de lo mismo. Los morados seguían dominando el partido, llegando a superar los veinte puntos de ventaja y no dando atisbo a la duda. Pero el Movistar Estudiantes estaba herido en su orgullo. Estaba dando una imagen bastante floja ante un equipo de una categoría inferior y era algo que los hombres de Dzikic no podían permitirse.

En el último período apretaron los madrileños que, sin darse cuenta, comenzaron a recortar distancias hasta igualar el partido. La calidad del conjunto que dirige Dzikic quedó patente, mientras el público del pabellón Antonio Sánchez de la Calle apoyaba al conjunto palentino que terminó llevándose el partido con un triple de Bader sobre la bocina (84-82).