BurgosCF_Medina

Fin a la pretemporada con derrota (1-2) pero grandes sensaciones. El Burgos Club de Fútbol de José Manuel Mateo ha caído por la mínima en Medina de Pomar ante el Logroñés en un encuentro en el que los burgalesistas han ido superiores pero han carecido de suerte para certificarlo con una victoria.

El encuentro ha comenzado de manera inmejorable, ya que en el minuto 2 Goti ha puesto el 1-0 en el marcador al rematar con una sensacional volea a la escuadra de Buigues tras un mal despeje de Caneda. No ha sido un espejismo, sino la constatación de la superioridad burgalesista y de la omnipresencia de Goti en el ataque, ya que todas las acciones de peligro de los burgaleses han pasado por los pies del exjugador del Leioa.

En el minuto 10 la buena presión del Burgos ha propiciado el robo e intento de vaselina de Goti; en el 37 su intento de sombrero sobre un vendido Buigues se ha quedado corto y en el 40 el propio Goti ha sido objeto de penalti por parte de Santamaría tras una gran acción con Machuca y Héctor Figueroa, pero el colegiado ha estimado que la acción no era punible. En resumen, superioridad burgalesista que no ha tenido recompensa, ya que el Logroñés ha igualado en su único disparo a portería (minuto 28 tras definir a la perfección Rayco ante Saizar).

En la segunda parte ha seguido mandando el Burgos, aunque sin materializarlo en goles. Ha tenido la primera el Logroñés a los 30 segundos de la reanudación en un error de Borda que Ander Vitoria no ha aprovechado, y los riojanos no han vuelto a pisar área hasta que en el 84 el exdelantero del Burgos ha sido obstaculizado por Juli Rico dentro del área, decretando pena máxima el árbitro Cuesta Revilla. Andy no ha marrado (1-2) y pese a la superioridad burgalesista con acercamientos peligrosos por la izquierda con Madrazo primer y Elliot después y ocasiones para Goti (48’), Héctor Figueroa (57’) y Aldalur (92’).