Los máximos dirigentes de la entidad. Foto: BurgosCF

Según adelanta canal.54.es el Burgos CF suma una nueva deuda, en este caso por la condena que le obliga a abonar 46.800 euros a uno de sus exfutbolistas, de la pasada temporada, por despido improcedente. La web de la televisión local, tras tener acceso a la denuncia, informa de que, «resultan acreditadas las siguientes circunstancias a ponderar: se trata de un jugador extranjero que debe abandonar su país, familia y su entorno lo cual es una circunstancia que favorece, de acuerdo con la Jurisprudencia el aumento de la indemnización a percibir y el jugador resulta despedido a los seis meses de haber sido contratado, cuando ya se había cerrado el mercado de invierno, no encontrando trabajo hasta octubre de 2020…»

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

La información también apunta a que quedan aún pendientes otras reclamaciones de otros jugadores muy similares a ésta, cuyo montante ronda los 200.000 euros.

Resumiendo, las deudas conocidas de los Caselli como propietarios del Burgos CF son: las reclamaciones de José María Salmerón, con unos 280.000 euros; la de Fernando Estévez, de más de 100.000 euros; las condenas de la FIFA, cercanas a los 40.000 euros; lo que pide le Burgos Promesas, sobre los 400.000 euros. En total más de un millón de euros.