Foto: Burgos CF

Al Burgos CF se le amontonan las sanciones, desde las recibidas por no asegurar las zonas de evacuación en las gradas, la multa por pedir la huella dactilar para entrar en El Plantío o la última por no separar aficiones en partido de alto riesgo.

La Comisión contra la Violencia en el Deporte ha decidido multar al Burgos CF por no separar a las aficiones durante el partido contra el Racing de Santander. La multa propuesta es de 30.000 euros, y el club castellano planea impugnarla.

El partido se había calificado como de alto riesgo, y la presencia combinada de las aficiones causó “serios problemas” para el despliegue policial. Hasta hace poco, en partidos de alto riesgo, se limitaba la venta de entradas en áreas del estadio que no fueran para la afición visitante. Aunque parecía que este “sistema” funcionaba, no todo era armonía. Algunos clubes prohibían el acceso con indumentaria de la afición visitante a gradas que no fueran para ellos, algo legal según la Ley 19/2007 contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte. Esto a menudo generaba conflictos, como sucedió en Burgos, donde hubo detenidos y personas expulsadas de las gradas. Tales incidentes, que incluyeron altercados, peleas e insultos entre seguidores rivales en la misma grada, llevaron al árbitro a detener el partido en varias ocasiones.

La Comisión Antiviolencia recalca la obligatoriedad de separar a las aficiones en los encuentros de categoría profesional, según lo establecido en el artículo 30.1 del Real Decreto 203/2010. Además, en los partidos de alto riesgo, el artículo 10 de la Ley 19/2007 exige que las aficiones rivales estén separadas en zonas distintas del recinto.

El Burgos CF planea impugnar la decisión de la Comisión Antiviolencia, argumentando que se les comunicó tarde la declaración de alto riesgo del partido, cuando ya habían vendido las entradas a los aficionados locales y visitantes.

También, se impuso una multa de 4.000 euros al Burgos CF por permitir que numerosos aficionados ocuparan las vías de evacuación en El Plantío durante el partido contra el AD Alcorcón en noviembre del pasado año, sanción que ya recibió el club a principios de octubre tras el encuentro frente al Elche CF. La ocupación de las vías de evacuación representa un grave riesgo para los demás aficionados en caso de evacuación.

Por otro lado, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha sancionado al Burgos Club de Fútbol con multas que suman 200.000 euros por incumplir la legislación en materia de protección de datos, al exigir la huella dactilar a todos los aficionados que querían acceder al estadio de El Plantío. el hecho fue denunciado por la propia afición de la entidad deportiva. La sociedad ha reconocido su responsabilidad y aceptado el pago voluntario, para reducir la cuantía de la sanción a 120.000 euros.

La lluvia de billetes en El Plantío, en partido de Copa del pasado enero, también acarreó multa, aunque no trascendió la cantidad. El partido se vio interrumpido por la afición, lanzando billetes al rectángulo de juego, para expresar el malestar de parte de la afición del Burgos CF por la venta del Club a una empresa argentina.