El Burgos CF derrota al Oviedo B (4-0), el equipo asturiano con varias bajas no fue rival para un Burgos CF que supo aprovechar las carencias del filial. Mientras la marcha en lo deportivo es óptima, no se puede decir lo mismo en el capítulo económico, el caso Calero, la denuncia de Estévez, el incumplimiento con el Burgos Promesas, los impagos a exjugadores, … sin embargo la entidad de los Caselli, no hace autocrítica y minimiza la problemática, el tiempo dará y quitará razones.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Gran partido de los burgaleses que dominaron de principio a fin el partido. El Burgos CF ha regresado a la competición doméstica con un gran juego. Los primeros compases del partido fueron difíciles debido a las condiciones del campo, tras haber quitado una gran cantidad de nieve, pero poco a poco los blanquinegros fueron sintiéndose mejor en el verde. Cerrajería probó suerte tras una falta, pero la defensa visitante desvió el peligro, más tarde fue Elgezabal el que intentó con un cabezazo abrir el marcador. Fue en el minuto diez cuando Juanma disparó a portería, pero Kane Sarr despejó el balón con una gran parada, el rechace le cayó a Mumo que no falló. El partido no podía empezar mejor para los intereses locales, quienes siguieron llevando peligro. En el minuto 22 Claudio Medina con un gran robo pasó el balón a Cerrajería quien metió el balón a Juanma que no llegó por escasos centímetros.

La presión local estaba haciendo que los asturianos no pudieran sacar el balón con claridad. En el treinta y dos llegó el segundo, tras un córner visitante Barovero inició la contra con un gran pase desde su portería a Saúl, que con el pecho dejaba el balón a Juanma que batió al portero. El vendaval ofensivo siguió y minutos después un gran pase filtrado desde la banda izquierda de Lobato hizo que Juanma se plantara dentro del área y provocara el penalti. El encargado de chutar fue Claudio Medina, el tercer gol tuvo que esperar ya que el Kane Sarr adivinó la trayectoria y paró la pena máxima. Este fallo no hizo que Claudio Medina bajara los brazos, y en la siguiente jugada sirvió el balón para que Juanma la empujara.

Tras el gol de nuevo Medina la tuvo, y ya en el tiempo añadido fue Zabaco quien tras una serie de rechaces tras un córner introdujera la pelota al fondo de las mallas poniendo tierra de por medio.

La segunda mitad comenzó con el Burgos algo más replegado a merced del resultado, aún así Juanma con una gran jugada pasó para Álvaro quien centró y de nuevo el delantero blanquinegro estuvo a punto de hacer el quinto. Las ocasiones siguieron del mismo lado, y en el 56 Medina estrelló el balón al palo tras un gran movimiento dentro del área, poco después Juanma probó suerte, pero el meta visitante volvió a salvar a los suyos. Medina con una chilena intentó agrandar la goleada, pero de nuevo el guardameta privó al delantero del gol.

En el minuto 80 Barovero sacó una buena mano, en el único acercamiento visitante con peligro durante todo el partido. Finalmente, el Burgos se llevó los tres puntos que le consolidan en la primera posición, aunque pendiente de los partidos aplazados de alguno de sus rivales.

Opiniones del entrenador del Real Oviedo Vetusta, Emilio Cañedo

Tras la derrota de su equipo ante el Burgos, el ovetense, ha llevado a cabo la lectura del encuentro: «No hubo más partido que los primeros cuarenta y cinco minutos, la segunda parte fue inútil para los dos equipos. Nosotros sacamos la conclusión de que puede ser un buen aprendizaje para nuestra plantilla».

Preguntado por las ausencias de Ugarte y Javi Cueto, Cañedo cree que «no son excusa, sería ventajista poner disculpas. Somos un filial y cuando uno falta hay otro que tiene la oportunidad de demostrar. Hoy era una oportunidad bonita para los que tenían menos minutos, no vamos a echar de menos a nadie. Fuimos superados por un gran equipo, con unos buenos futbolistas y no tenemos nada que reprochar». Además, en cuanto al estado del terreno de juego, el preparador oviedista cree que «quejarse sería poner disculpas. El campo estaba igual para todos. Nosotros somos de una provincia del norte . Nos vimos superados deportivamente por el Burgos CF. Es la primera vez en la temporada que nos sentimos inferiores y ahora solo queda trabajar».

Finalmente, sobre el mensaje que mandó a su equipo en el descanso, el técnico comenta que «les dije que lo que se le tiene que decir a un equipo de cantera en una situación como esta. La remontada era complicada y queríamos que la primera parte fuese un aprendizaje para posteriores partidos. Tenemos que saber sufrir, es una de las partes importantes en la vida de un futbolista. Aprender de esta situación, respetar a los rivales y no hacer cosas que nos condicionen en futuros partidos. Trabajar para la siguiente vez», sentenciaba.

El entrenador del Burgos CF al carecer de licencia no ofrece sus impresiones desde hace casi dos meses. Por su parte el Presidente ha decidido hacer una entrevista con «el medio oficial del club» antes de ofrecer una rueda de prensa abierta a todos los medios de la ciudad.