Foto: @deportesavila

Con el descenso ya consumado, el Bosco de Arévalo realizará su último viaje en la categoría regional a la localidad burgalesa de Villarcayo, quinto clasificado y sin ninguna opción a mayores metas. Por eso no habrá nada en juego en este partido, dada la situación en la tabla de ambos contendientes.

En la pasada jornada, los sorianos del Calasanz se adjudicaron el triunfo en el Colegio Salesianos por 2-6. Aunque comenzaba marcando el Bosco, su gol fue anulado por fuera de juego. Luego el visitante Cascante materializaría cuatro tantos, anotando uno el local Barto. Moreno aumentaría a media docena los goles del Calasanz, siendo Marra el autor del segundo arevalense.

De cara al penúltimo encuentro de la temporada, de los 12 puntos que ostenta el Bosco, 5 los ha logrado a domicilio, mientras que el Villarcayo en casa está invicto, habiendo cedido únicamente un par de empates con el Unami (0-0) y el Racing Lermeño (2-2). Con este panorama parece claro favorito el conjunto local, aunque los chicos de Jordi no se rendirán y buscarán lo que sería toda una hazaña: su segunda victoria de la temporada fuera, devolviendo el resultado negativo que obtuvieron en Arévalo, donde el equipo burgalés se llevó los tres puntos por un mínimo 0-1.

El partido se disputará mañana sábado 18 de mayo a las 18:00 horas.