Bembibre aprobó con buena nota su primer test de pretemporada al superar por 48-54 al Kutxabank Araski. En un partido con los errores típicos de la pretemporada, todas las jugadoras de Pepe Vázquez sumaron en anotación para lograr una nueva victoria en Mendizorrotza, donde la pasada campaña vencieron por primera vez en su historia y cosecharon un resultado que sería determinante para acabar logrando la permanencia.

Aunque es pronto para sacar conclusiones, la puesta en escena de la formación berciana fue brillante por momentos, sobre todo en un tercer cuarto en el que las jugadoras rojillas firmaron un parcial de 0-10 que acabaría siendo determinante. El momento de acierto desde más allá del 6,75 ofreció una renta que sería superior a la decena en un último cuarto en el que las vitorianas trataron sin éxito de reencontrarse con el acierto que les permitió mantenerse cerca en el marcador durante los primeros veinte minutos.

La primera mitad, muy equilibrada

El conjunto berciano ofreció una impresión muy buena en los primeros minutos gracias al acierto exterior, con triples de Helena López y Anniina Äijänen. Brilló con luz propia la canasta a aro pasado de Laia Moya tras una triangulación en un buen momento de juego, con un parcial de 0-9 tras una nueva canasta de López. Cambió el quinteto Pepe Vázquez y el cuadro gasteiztarra logró igualar con un acierto desde el perímetro de Maider Castellano, iniciando la tendencia equilibrada con la que acabaron los diez minutos iniciales (16-16).

Tras la canasta inicial de Maimouna Diarra, Moya volvió a responder desde más allá del arco para situar a su equipo en ventaja. Aguantó bastantes minutos con una mínima renta el cuadro berciano, aunque la conjunción de Agostina Burani con Tanaya Atkinson la diluyó. Siguieron registrándose muchas imprecisiones y pérdidas, ralentizando el ritmo de juego, aunque lo que más lastró a las de Pepe Vázquez fueron las faltas cometidas, permitiendo a las locales muchos tiros libres. Los triples de Veera Pirttinen y Txell Alarcón pusieron el 31-29 con el que se llegó al intermedio.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Un parcial para romper el choque

Volvieron de los vestuarios con mucho acierto las bembibrenses, que enlazaron diez tantos sin respuesta de las locales para tomar una amplia renta gracias a los triples de Anna Palma y Äijänen, que culminó ese parcial con una canasta sin oposición. Apenas un tiro libre anotaron las vascas antes de otro acierto desde lejos, esta vez de Jazz Bond, que situó la renta visitante en la decena (32-42). Pese a dos canastas de Annika Holopainen –únicas en juego de las locales en el cuarto–, Pirttinen castigó desde el perímetro para el 36-45 con el que acabó el tercer acto.

El cuarto periodo comenzó con dudas porque las bercianas volvieron a ser castigadas con muchas faltas. Las de Madelén Urieta lo aprovecharon y recortaron distancias, pero de nuevo volvieron a elevar la presión las visitantes para volver a situar la renta en el doble dígito con un triple de López que adornó un parcial de 0-9 rubricado con una canasta inverosímil de Ainhoa Lacorzana que quebró la barrera psicológica de la decena. La aparición en el tramo final de Atkinson, no obstante, apretó hasta el 48-54 final.