El Real Valladolid y el F.C. Barcelona se enfrentaron este sábado 25 de agosto en un encuentro en el que los culés ganaron a los pucelanos por un escueto 0-1. Los de Sergio González metieron en apuros a los de Valverde, que se vieron contra las cuerdas en el último minuto cuando Keko marcó el gol del empate, que poco después anularía el VAR, para enfado de la grada. Aunque el actor principal de este partido fue el césped, que en un estado deplorable durante el encuentro, dará que hablar en los próximos días.

El partido llevó el guion que todo el mundo esperaba desde el principio, un Barcelona que controló por completo el partido y un Valladolid, muy bien organizado defensivamente, tratando de aprovechar todas las oportunidades que se le brindaban. Aunque el protagonismo fue para el césped, que ya desde la primera jugada del partido empezó a levantarse y a causar problemas a los jugadores que, como si fueran jardineros, lo volvían a colocar para que el tapete estuviera lo más liso posible.

La primera gran ocasión del partido seria para el Valladolid en la que Ter Stegen mandaría a córner un gran tiro de Enes Ünal en el minuto siete. El Barcelona seguiría manteniendo el control, pero sin general mucho peligro. La primera ocasión de los blaugranas llegaría de los pies de Dembelé que, con un disparo lejano, mandaría el balón rozando el palo derecho de la portería de Masip. Tan solo dos minutos después, los de Valverde disfrutarían de su mejor ocasión de la primera parte. Un gran pase de Messi, tras una pérdida de Borja, dejaba solo a Rakitic que intentaría un “pase de la muerte” a Luis Suárez, pero que no llegaría a su destino.

El Valladolid no le perdería la cara al partido, y pese a que el balón era del Barcelona, los de Sergio también disfrutarían de un par de ocasiones antes de llegar al descanso. La más clara, de nuevo, nacida en los pies de Ünal, que tras una magnifica contra, centró el balón hacia Toni Villa pero Piqué se anticiparía y mandaría el balón a córner. El Barcelona también disfrutaría de alguna ocasión más de peligro pero entre el césped y el acierto de la defensa blanquivioleta hicieron que el partido se fuera al descanso con el 0-0.

La segunda parte empezó como la primera, con el césped levantándose nada más los jugadores se pusieron a correr, pese al trabajo realizado por los operarios durante el descanso. La primera ocasión de peligro de este segundo acto llegaría de los pies de Ünal, pero el balón se marcharía muy desviado. Esta vez, y a diferencia de la primera parte, el Barcelona sí que supo aprovechar sus ocasiones de gol, y la primera que tuvo la aprovechó. Sergi Roberto dejaría un balón muerto dentro del área que Dembelé aprovechó para batir por bajo a Masip poniendo así el 0-1 en el marcador en el minuto 57.

Lejos de perderle la cara al partido, los pucelanos, alentados por un José Zorrilla impecable, pusieron en apuros al Barça en varias ocasiones. Jugadores como Ünal o Keko pondrían a prueba a Ter Stegen, pero el alemán estaría muy atento bajo los palos. Justo cuando más volcado estaba el Valladolid, el Barcelona le intentaría dar la puntilla al encuentro con un gol de Suárez, pero el árbitro lo anularía por fuera de juego.

Los blanquivioletas lo seguirían intentando a la desesperada con ocasiones de peligro de Cop o Rubén Alcaraz pero, tanto Piqué como Umtiti no dieron opción al Valladolid. Ya en el último minuto del añadido Keko lograría el gol de la igualada tras un gran centro de Calero, pero primero el línea y después el VAR anularon el gol que hubiera supuesto el empate pucelano y un punto ante uno de los rivales más difíciles de la temporada.

Al final victoria muy trabajada del F.C. Barcelona ante un difícil Valladolid que le plantó cara. La nota negativa la deja el terreno de juego. El siguiente partido del Pucela será ante el Getafe, en el Coliseum Alfonso Pérez, el próximo viernes 31 de agosto a las 20:00 horas.