@BalonmanoZamora

El equipo dirigido por Leo Álvarez quiere empezar el año con victoria, para ello se enfrenta a Cisne, situado quinto y en puestos de playoff, a tan solo cuatro puntos de los nuestros. El encuentro se disputará en el Polideportivo Ángel Nieto, el sábado a las 17:00.

El 2018 no fue un año fácil para Zamora, marcado por el descenso a Plata y la incapacidad para situarse entre los primeros en la lucha por el ascenso a Liga ASOBAL. Pero los pistachos quieren cambiar el signo de la suerte en este nuevo 2019.

El conjunto castellano y leonés debe mejorar su versión en los partidos como visitante, pero no por ello debe descuidar su papel como local. El Ángel Nieto tiene que ser un fortín para conseguir el objetivo, de momento, los zamoranos se mantienen invictos en su pabellón, y la ocasión es inmejorable para recortar distancias con Cisne y colocarse en la rampa de acceso a playoff.