Plantio sin reepción de obra a 72 horas

El estadio de El Plantío sigue siendo un quebradero de cabeza para el Burgos CF. Según informa el medio local de Burgos Canal 54 TV, el Ayuntamiento de Burgos está trantando de recepcionar parcialmente las obras para poder permitir el acceso de público este próximo domingo, lo que abre una cuenta atrás de apenas horas para poder abrir el estadio sin violar la normativa vigente.

La instalación deportiva, que en 2014 cumplió 50 años y llevaba décadas languidenciendo en el abandono, se encuentra inmersa ahora mismo en unas obras de renovación del lateral y los dos fondos (la tribuna se mantendrá) por un coste de 4 millones de euros que se encuentran a mitad de ejecución.

Según señala el medio burgalés, para recepcionar las obras deben existir precintos en las zonas cerradas por motivo de las obras, vallados perimetrales, redes y zonas acordonadas, además de rampas, en caso de que sean necesarias, para garantizar la accesibilidad a la zona y salvar los desniveles que, a causa del proyecto, pudieran existir en la dotación. El responsable de cualquier daño sufrido por los asistentes debido al pésimo estado que presenta la instalación sería, según dicho medio, de los técnicos de Deportes y la Dirección facultativa de la obra

El precedente de Vallecas

Una situación la del estadio burgalés que enlaza directamente con lo ocurrido el pasado fin de semana en Vallecas, donde un niño de cuatro años resultó herido al caer a una zanja que era parte de las obras de acondicionamiento del coliseo vallecano, incluso a pesar de que estas sí contaban con los permisos necesarios y se habían realizado las correspondientes acciones de seguridad por parte de la empresa y el club para garantizar la apertura del estadio. Un suceso que ha obligado a las partes implicadas desechar el uso del campo mientras duren las obras para garantizar la seguridad de los aficionados.

A esta situación se une el veto de los técnicos municipales al uso compartido del estadio mientras duren las obras, lo que indica que el estadio no está en condiciones aptas para acojer eventos deportivos en este momento. Está por ver si en poco más de 72 horas será posible que el municipal burgalés finalice los trámites para poder abrir sus puerta y recibir a su afición.